jueves, 13 de diciembre de 2012

Los 8 Sabbat de las brujas



Los paganos celebramos los días clave de la Rueda del Año. Son días que corresponden a épocas concretas de la agricultura y de la ganadería cuyo origen, como casi todo en la brujería, vuelve a perderse en la noche de los tiempos.

En la Edad Media los judíos sufrieron grandes persecuciones y desprecios por parte de las autoridades eclesiásticas así que no sería del todo arriesgado afirmar que el origen de la palabra Sabbat para referirse a las reuniones de brujas esté en el odio visceral que se sentía hacia ellos y que sea esta la razón y no otra de que se use la palabra Sabbat, día sagrado para el pueblo hebreo, para denominar a las celebraciones estacionales de los brujos. Una forma de demonizar, de nuevo, las creencias populares que tenían su raigambre fuera del entorno eclesiástico y que eran consideradas peligrosas por no estar bajo el férreo control de la Iglesia.

Los Sabbat son ritos de paso, épocas de tránsito de la naturaleza y también de nuestra psique si no hubiésemos perdido el contacto con ella. Estas fiestas o Sabbat dividen el año en 8 mitades. 4 marcan los solsticios y los equinoccios y los otros 4 las épocas de cosecha y de siembra además de señalar la época de apareamiento del ganado, como sucede por ejemplo con Imbolc (2 de febrero, conocido en España como Candelaria).

La naturaleza sigue su propia cadencia. Es un flujo de constantes subidas y bajadas que transcurre como un río a través del tiempo y del espacio. No todos los años las hojas de los árboles que veo desde mi ventana se caen el mismo día que el año anterior como yo misma no estaré igual este solsticio que en el Yule de 2011. Cada año todo cambia y es mejor o peor según vamos completando o no las tareas del alma. Asimismo, cada año, nuestra vida y los ritmos de nuestra psique fluyen pasando por y entre los distintos Sabbat y cada vez, en cada uno de ellos, sentimos algo nuevo y especial quizá porque como dije antes, nuestra alma adquiere hondura descifrando las señales de estos flujos y mareas estacionales.

Porque los Sabbat nos regalan oportunidades únicas de despertar y de conectarnos con los flujos del planeta. Cada Sabbat es un punto liminar, un espacio de frontera entre una estación y otra, entre un modo de ser de los días y otro. Nos otorgan la oportunidad de estar atentos a nuestro interior y de conectarlo con la marea estacional exterior. Así en invierno celebramos aquellas ideas que se encuentran en barbecho, bajo el manto de fría nieve de la Diosa esperando la llegada de los primeros brotes primaverales de Imbolc, cubiertos aún bajo un helado manto de hielo.


Aquí podéis ver los 8 Sabbat del año para el hemisferio norte:

Samhain (31 de octubre).
Yule (21 de diciembre).  Solsticio de invierno.
Imbolc (2 de febrero).
Ostara (21 marzo). Equinoccio de primavera.
Noche de Walpurgis o Beltane (2 de mayo).
Litha (21 junio). Solsticio de verano.
Lughnasadh o Lamas (2 de agosto).
Mabon (21 de septiembre). Equinoccio de otoño.

Y los 8 sabbat en el hemisferio sur, para todos aquellos que me seguís desde América y otros países, que sois muchísima gente, estas son las fechas de vuestros sabbat: 

Samhain (30 de abril o 1 de mayo)
Yule (21 de junio) 
Imbolc (1 de agosto)
Ostara (21 de septiembre)
Noche de Walpurgis o Beltane (31 de octubre)
Litha (21 de diciembre)
Lughnasadh (1 de febrero)
Mabon (21 de marzo)

Iremos estudiando detenidamente cada uno de ellos, comprendiendo qué celebramos exactamente los brujos y cómo los celebramos. Daremos ideas sobre cómo celebrarlos, los primeros pasos del ritual, como trazar el Compás o Círculo de las brujas, cómo hacer un altar, etc. para sumergirnos de lleno en el fascinante y rico mundo del paganismo.

En Wicca se celebran los 8 Sabbat pero es muy común encontrar que en la Brujería tradicional suelen celebrarse los cuartos estacionales y no los solsticios y equinoccios. Por supuesto esto dependerá también de la tradición del brujo o bruja y de la influencia cultural del entorno donde vive.


7 comentarios:

  1. Hola Marta, sabes me gustaría celebrar Yule por primera vez este año, tal vez en el siguiente post nos pudieras dar alguna pauta para preparar y llevar a cabo este sabbat. Gracias

    ResponderEliminar
  2. ¡Eso está hecho! Si no el post que viene, el siguiente os cuento cosas para que podáis celebrarlo. Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Yo también me apunto a la celebración de Yule! He tomado algunas ideas que mencionaste en el arbol de Yule, pero si no cuentas más estaremos muy agradecidas por todo lo que nos enseñas.
    La entrada me ha parecido muy buena, pero deja la puerta abierta para adentrarse en el maravilloso mundo pagano y aprender más, curiosamente, de algo que está en sintonía con nosotros.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial! Pues sí, estoy en ello. Pronto subiré ideas para celebrar este sabbat. Me alegra mucho que te guste el post. Un abrazo!!!

      Eliminar
  4. Uy perdon, quería decir si nos cuentas más.

    ResponderEliminar
  5. muchas gracias por estas publicaciones me van a ser muy útiles en este mi nuevo camino

    ResponderEliminar