jueves, 21 de febrero de 2013

Hékate: Reina de la Brujería



Una entrada no es suficiente para hablar de Hékate y toda la simbología asociada a esta Diosa de la hechicería. Podríamos decir que es la Reina de las brujas… Pero es que es mucho más. Casi me atrevería a decir que no podemos ni encasillarla, ni clasificarla pues Ella es la Gran Dama que nos inspira a todos.

En la entrada de hoy hablaré de sus características y atributos más fundamentales, pero poco a poco iremos adentrándonos en sus misterios, aprenderemos cómo invocarla y contaremos algunas anécdotas sobre ella.

Hékate es una diosa ctónica preolímpica, entendiendo por ctónico “todo lo que pertenece a la tierra o es de la tierra.” Cuando hablamos de dioses o númenes ctónicos, nos referimos a todos aquellos que habitan el Inframundo en oposición a los dioses celestes. Hékate, como asistente de Perséfone, es consejera del Hades, teniendo la libertad de entrar y salir de allí a su libre albedrío.

En las religiones paganas, antes de la llegada del Cristianismo, siempre se pensó que los seres humanos, al morir, iban al interior de la tierra. Que la Madre, en su vientre, los transmutaba en una nueva vida. Hékate, al ser diosa telúrica, es guía de los espíritus de los muertos, de los fantasmas y de los cementerios. Guardiana de la Llave entre los mundos.


Aquí entroncamos con lo que a mi opinión, es la característica principal de este portentoso númen: una diosa liminar, es decir, una diosa de fronteras. Frontera entre los mundos, el visible y el invisible, entre los subterráneos y el cielo, entre la vida y la muerte, etc. Por tanto es venerada en los lugares donde acaba algo y empieza otra cosa: la orilla del mar, de un río, de un lago, los cruces de caminos, los cementerios, el breve instante entre el amanecer y el atardecer o entre el atardecer y el amanecer, diosa de las tierras salvajes e inexploradas donde todo está por nacer. Es por eso diosa de la Luna Nueva, el periodo vacío y transmutador entre la luna creciente y la menguante.

Tenía un papel especial en las encrucijadas de caminos conocidas como Trivios, palabra griega que significa Tres caminos. Los griegos situaban postes con su imagen dotada de tres máscaras, cada una de las cabezas mirando a cada dirección.


Es diosa de la magia, de la hechicería, de la noche y de los fantasmas. Guía las almas de los muertos por entre los mundos y siempre ha sido considerada por nosotros, los brujos, como principal fuente evocadora de nuestro Arte. Se sabe que fue invocada por los grandes brujos, magos y nicromantes porque su nombre es el que aparece con más frecuencia en los Papiros Mágicos Griegos y las Defixio, tablillas mágicas de conjuros y embrujamientos. Por esta razón se la representaba con dos antorchas en las manos, la luz que iluminaba el camino por el Inframundo y el reino de las sombras.

Los animales asociados a ella son los perros negros, en especial las hembras, ya veremos detenidamente por qué. Las ranas, por su naturaleza anfibia, es decir, habitan dos reinos, la tierra y el agua, de nuevo el aspecto liminar de Hécate. Los búhos, las serpientes, los murciélagos y los hurones, por ser animales de actividad crepuscular.

Las plantas asociadas a Hécate son todas aquellas que provocan estados alterados de conciencia como la belladona, la mandrágora, la aconita… también otras por su carga simbólica como el Tejo, vínculo del pueblo con la tierra, los antepasados y la religión antigua.

Los griegos honraban a Hécate en el Deipnon, es decir, la comida principal del día, aquella que se hacía al atardecer. Se celebraba en su honor y en el de los muertos y los Ancestros el día de la Luna Nueva.

10 comentarios:

  1. Me encanta, representa las tres etapas de la mujer, de la luna. Se semblante fiero y corazón noble. Varios pueblos la honraron bajo diferentes nombres. Es la Diosa de los límites, de esas zonas que no pertenecen ni a este lado ni al otro, zonas liminales, lo que ya no es de este mundo, pero tampoco del otros. Las transformaciones de todo pasan por ellas.

    Muy buena entrada, gracias por tu dedicación. Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Inesperada y poderosa, así llegaste a mí, una madrugada de octubre. Intensa y oscura helaste mis sueños, para luego hacerlos arder en llamas. Las mismas llamas que calientan mi alma y mi cuerpo desde aquel día. Desde el mismo instante que apartaste la sábana que cubría mi rostro y me sumergí en una mirada profunda a través de la cual podía ver mis sueños guardados, esperando a ser realidades. Y agarré tu llave con fuerza,sintiendo cómo quemaba en mi piel y cómo despertaba mi alma. Y corrí tras de tí, siguiendo el sonido de tus efímeros pasos, pensando que solo habías sido un sueño y que ya había terminado.
    Y aquí me encuentro, sumiéndome en la obscuridad mas absoluta, siguiendo aún tus pasos en la noche, buscando el pico de tu velo para agarrarme a el y tirar con fuerza hasta poder tocarte y por mas increible para mí que parezca, te encuentro, en las sombras de mi habitación, en la profundidad de estas palabras,en la llama de la vela que lleva tu nombre, en el sonido de un pájaro, en la mirada intensa de mi perra, en la música de Loreena Mckennitt que escucho ahora, en las palabras de Marta,que llegan cuando estoy pensando en tí. Y por eso, no tengo miedo a cubrirme con mi abrigo y caminar al cruce de caminos para verte, cobijada por un cielo negro,por una obscuridad absoluta, porque sé que tú estás esperándome con las manos tendidas hacia mí para recibir las ofrendas que puedo entregarte, y para transmitirme la fuerza que necesito para seguir caminando.
    Y en ese momento, vuelve a soplar el viento,frio,como aquella noche, y el viejo sauce danza... y entonces sé que vuelves a estar ahí,conmigo.

    Me apatecía compartir ésto Marta.
    Te felicito por la dedicación y fuerza con la que escribes tus entradas, y ésta, es especial para mí por diversos motivos.Me ha encantado!
    Me es complicado encontrar info sobre Hekate en internet,He tenido que tirar de libros y aportes. Sería bueno que compartiéses algo más si es que dispones de ello y puedes,claro. Mil gracias.Te envio un abrazote .Cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ania, es precioso lo que has escrito y te doy miles de gracias por compartirlo conmigo y con las personas que siguen Brujería del cerco. De veras, me ha emocionado porque así es como siento yo a Hékate y curiosamente, la primera vez que supe de ella, hace ya muchas, muchas lunas, también fue en un frío y húmedo mes de octubre...

      A Hékate se la siente corriendo por las venas, es una fuerza estremecedora, cálida y poderosa a la vez. La luz que ilumina nuestro camino por las sombras hasta encontrar el Fuego de Astucia. Es mi fuente de inspiración, mi mayor aliada... Y veo que la tuya también ;)

      Gracias por tus palabras, a todos los niveles.

      Tengo mucha información sobre Hékate y desde luego que voy a ir compartiéndola aquí. Con Hékate he inaugurado otra serie de entradas donde voy a hablar de los dioses o númenes, como yo prefiero llamarlos, de la brujería.

      Un fuerte abrazo, Ania y feliz fin de semana!

      Eliminar
    2. Gracias a ti por tu dedicación :) Me encanta leerte y me ayudas mucho con todos tus aportes.
      Sí es curioso,Octubre..un mes mágico!
      Estaré atenta a tus próximos post.
      Un besazo Marta.

      Eliminar
  3. Gracias Marta por todos los conocimientos que nos aportas.

    Un abrazo grande,

    Eva.

    ResponderEliminar
  4. Preciosa entrada, os invito a que participéis en la guardia de la llama de hécate, es un acto personal que todos podemos hacer desde nuestras casas los días de luna nueva, para toda persona que quiera venerar a hécate, sin más, apto para todos. También está en facebook con el evento.
    http://santuariodehecate.es/?page_id=157
    https://www.facebook.com/pages/Santuario-de-H%C3%A9cate/297617643644301?fref=ts

    ResponderEliminar
  5. Hola!supongo que como casi todas empezamos por la wicca pero en mi caso cuanto mas aprendia sobre ella menos identificada me sentia en algunas cosas pero entonces encontre tu blog no te puedes imaginar que feliz me pongo cada vez que lo que escribes y ahorasiento que estoy en el sitio que tengo quea horestar pero aun soy nueva en la brujeria tradicional y en la brujeria del cerco y tengo una duda..en una de tus entradas escribiste que habia que investigar sobre las tradiciones de donde viviamos..yo soy gallega y hay muchas tradiciones celtas cristianas romanas y estan todas mezcladas y no e sabe muy bien de donde procede y los dioses igual por eso estoy echa un lio...se que esa es la cultura gallega pero yo como bruja tradicional y del cerco sta bien que crea en esas tradiciones y dioses? No e si me explique bien espero que me puedas ayudar ˆˆ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María,
      Muchas gracias por tus palabras, de veras que recibir comentarios y correos como este me ayudan a seguir con este proyecto.
      A muchas personas les sucede lo mismo. Empiezan por la wicca y con el tiempo descubren que esta no les satisface. Es cuestión de gustos, supongo porque la Wicca es muy interesante en si misma, es solo que algunas personas sentimos la llamada de la brujería tradicional.

      Si eres gallega, vives en un entorno privilegiado, lleno de tradiciones brujiles. En nuestro caso, me refiero a que busques las costumbres paganas, en tu caso las celtas y todo lo que veas que nace del pueblo y no de la religión dominante, en este caso la cristiana.

      En brujería del cerco hay una serie creencias, pero no son rígidas. Trabajamos con las Fae, con la Dama Holda, el Viejo Nick, Hékate, etc. pero si por ejemplo en tu zona existen otras creencias y tú te sientes más identificada con ellas, adelante. Me refería a eso.

      Es bueno investigar las costumbres paganas locales para ver qué se esconde detrás...

      Espero haberme explicado. Si tienes cualquier duda, me dices.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Muchas gracias por ayudarme! la verdad es que staba un poco confundida por que algunas tradiciones cristianas vienen del paganismo asi que no sabia muy bien lo que hacer pero ahora si, gracias!

    Un abrazo y sigue con el blog por que es increible!!

    ResponderEliminar
  7. Me alegro mucho, María.
    Recuerda que cada brujo, cada bruja, cada uno de nosotros vivimos en muy distintas y variadas geografías, que tenemos un proceder, un idioma, un lenguaje místico, otro invocatorio y otro mágico que nos diferencia de todos los demás. Forma parte de nuestro trabajo rescatar del olvido todo ese proceder mágico y guardarlo en nuestro corazón para que no se pierda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar