lunes, 18 de marzo de 2013

El Secreto Quinto Elemento I



Vivimos en un mundo donde se nos ha inculcado, desde que somos pequeños, que la vida es poco menos que una biología que funciona con la precisión de un reloj hasta que deja de hacerlo. Nos muestran el universo separándonos de él, diciéndonos he ahí el sol y allí la luna, aquí hay un árbol y eso es un río. Sin más. De esta manera nos hacemos mayores creyendo que todo es un mero escenario de cosas, objetos sin más que están ahí a nuestra disposición. Que nosotros, los seres humanos, tenemos todo el derecho del mundo a utilizar esos “objetos” o cosas.

Los brujos no vemos el mundo así, ni mucho menos. En algún momento accedimos a un conocimiento secreto que nos explicaba que todo, absolutamente todo lo que existe en el universo, está dotado de Espíritu y es ese espíritu el que nos hace diferentes y únicos con respecto a todo lo demás.

Los Antiguos adoraban al sol, y al río, a los lagos, a los árboles, a las flores e incluso a las piedras. ¿Por qué lo hacían? ¿Eran seres primitivos que no tenían conocimiento alguno sobre cómo funcionaba el universo? ¿Acaso eran supersticiosos y pensaban que todo era un simple prodigio? Bien. Quien ahora nos inculca semejantes barbaridades lo hace con el fin de despojarnos de lo más sagrado que tiene el ser humano: el Espíritu. Un Espíritu al que si le despojamos del adoctrinamiento al que ha sido sometido durante años reconoce, en lo más profundo de su ser, que todo lo que vemos está dotado de un Espíritu y que todo tiene vida y conciencia. Y por eso el Sol es un dios, y como tal lo adoramos en brujería. Y lo bendecimos, y le hacemos ofrendas y hablamos con él. Y también con la lluvia, y con el viento y como no, con las piedras.


Los Antiguos no eran tontos. Tenían ese conocimiento secreto, lo aplicaban y les funcionaba. Por eso sabían convocar a la lluvia, alejar tormentas y sanar enfermos… Porque sabían y conocían que nuestro Espíritu se comunica con los demás seres. Porque todo es conciencia en distintos grados de evolución.

Por eso, en Brujería, tenemos en cuenta antes que nada, la importancia del secreto Quinto Elemento para realizar nuestros hechizos y celebrar nuestros ritos. Es el Espíritu, trabajado y equilibrado, quien convoca, llama y trabaja con los demás elementos. Es tarea principal de la Brujería forjar ese Espíritu, templarlo, hacerlo resistente y flexible a la vez. De ahí provienen el sagrado Oficio de la Herrería, el simbólico arte de trabajar y modelar el material más duro, pues quien no lo conoce, no podrá hacer Magia jamás. Quien lo conoce, se convierte en brujo. 

7 comentarios:

  1. Lo cierto es que de una temporada en adelante me parece que nos estamos desnaturalizando en gran escala y eso es una pena..

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. A causa de esa desvinculación que nos imponen desde que nacemos,cuando maduramos,algunas personas comenzamos a hacernos preguntas...a pensar si realmente nuestra vida es eso..una simple casualidad que se dió hace millones de años...vacía, sin sentido alguno,solo nacer,crecer,madurar y morir, o por el contrario,hay algo mas. Algo increible que despierta nuestro espíritu cuando lo conocemos.Pero lo triste es,que otras tantas veces cuando decaemos nos vuelven a surgir esas dudas..y debemos imponernos fuerzas para seguir explorando nuestro interior y lograr expandir el espíritu de todo cuanto nos rodea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El poder en la sombra que nos gobierna así lo quiere. Quiere que vivamos esclavos, con miras muy simples basadas en los instintos más primarios y básicos. Desde esas altas esferas no se quiere que desarrollemos nuestra espiritualidad así que la mayoría de las vidas de la gente se limitan a la mera súpervivencia: nacen, crecen, trabajan (ahora ni eso) y mueren. Y siempre con miedo y ansiedad, que es lo que hace a la gente débil y manipulable.
      Por eso es obligación y decisión de cada uno de nosotros, de forma individual y personal, crecer como personas, buscar nuestra espiritualidad al margen de las religiones impuestas, inventadas para dividirnos.
      Siempre, siempre buscar y explorar en tu interior, será una apuesta segura.
      Para mí, la brujería, es el camino espiritual que más me ha llenado y me llena enormemente :)
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
    2. Exacto Marta. Estoy totalmente deacuerdo contigo.
      Para mí, que desde hace años me convertí en una persona sin metas, sin nada por lo que luchar, sin ímpetu de vida. Cuando aquel día llegó a mi la chispa que encendió mi espíritu, mis ganas de indagar, de buscar, de crecer espiritualmente...me sentí reconfortada, porque supe que poco a poco esa parte de mi alma que se encontraba tan vacía se colmaría de abundancia. Y así ha sido, la brujería me llena enormemente, como a ti. Y es gracias a ella que, aunque muchas veces decaigo como años atrás...al día siguiente me levanto y vuelvo a tener ganas de todo. De crear proyectos, de alcanzar mis metas, de ser feliz.
      Gracias por tus escritos Marta, porque con ellos también nutro mi espíritu.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Hola Marta, me encanta tu blog. Esta entrada es muy bonita especialmente porque parece que el sistema de vida que nos quieren vender no registra al espiritu como parte esencial de nuestra humana existencia. Todo lo que se compra y se vende esta pensado solo para recrear nuestra parte fisica. Y el espiritu? ese ser etereo y maravilloso que le da el brillo a nuestros ojos necesita mas que lo fisico estar equilibrado, en armonia. No es tarea facil lograrlo pero no dejare nunca de intentarlo.
    Un beso y gracias por compartir tu sabiduria!

    ResponderEliminar
  4. Hola Marta, me encanta tu blog. Esta entrada es muy bonita especialmente porque parece que el sistema de vida que nos quieren vender no registra al espiritu como parte esencial de nuestra humana existencia. Todo lo que se compra y se vende esta pensado solo para recrear nuestra parte fisica. Y el espiritu? ese ser etereo y maravilloso que le da el brillo a nuestros ojos necesita mas que lo fisico estar equilibrado, en armonia. No es tarea facil lograrlo pero no dejare nunca de intentarlo.
    Un beso y gracias por compartir tu sabiduria!

    ResponderEliminar