miércoles, 17 de abril de 2013

La Naturaleza de la Energía



“Todo lo que no se ve, no existe”. Esta es una premisa que nos graban a fuego desde que nacemos. Incluso cuando de niños podemos ver el mágico y resplandeciente mundo invisible que nos rodea, nuestros propios padres nos dicen que son fantasías y que las olvidemos, pues no son prácticas. No es de extrañar entonces que la magia sea desterrada de nuestras vidas a edad muy temprana. Para colmo de males, esta premisa se apuntala con el limitado y limitante “método científico”, que nos dice que nada que no se pueda demostrar existe. Pero me pregunto cómo podría alguien medir en un laboratorio el amor que sentimos hacia nuestra pareja, hacia un amigo, un hijo, un animal, un bosque… No se puede medir, no se puede demostrar en un laboratorio pero no por ello es menos real.

La Energía que nos mueve, esa misteriosa pero existente Fuerza que manejamos para realizar nuestros hechizos, es real. Está en todas partes, nos impregna y es la que une todas las cosas y a todos. Esa Fuerza no se demuestra, se siente. Sentir es más que una prueba. Es lo que hace que todo sea más auténtico, más vivo, más poderoso.

Todo hechizo es generado por la intención y manifestado gracias a la palabra hablada. De ahí la importancia de las palabras mágicas y si éstas guardan algún tipo de rima, su poder es aún más efectivo y de largo alcance. En un hechizo es nuestra mente la que provoca el cambio, ayudada por los espíritus de los Ancestros y de las Fae, a quienes invocamos.

Todo pensamiento nuestro es una forma de energía. Cuanto más pensemos en una cosa, ésta se hace más real y puede llegar a manifestarse, sea ese pensamiento positivo o negativo para nosotros.

La magia es por tanto un vehículo que nos permite acceder a la naturaleza y su energía. Para realizarla, hemos de conocer su naturaleza más básica y es que ésta actúa siguiendo un patrón muy claro, una secuencia de acontecimientos que deben ser conocidos por el mago: una secuencia que obedece a la ley de causa-efecto, es decir, que todo acto tiene una consecuencia. Sabiendo esto, podemos hacer un hechizo e influenciar la energía para su consecución. Es la base de la magia.


Teniendo en cuenta esta base, a la hora de hacer un hechizo debemos enfocar nuestra mente en el objetivo. Por ejemplo defender a un familiar de un ataque tipo mal de ojo, atraer abundancia a nuestra vida, favorecer que un asunto legal llegue a buen puerto, etc. Una vez que en calma nos hemos enfocado en nuestro objetivo mágico, reunimos la energía y la convocamos para después enviarla a su destino. La utilización de hechizos es un aspecto natural del trabajo con la energía.

En la Brujería del cerco y otras formas de brujería tradicional la forma de realizar los hechizos y otros trabajos mágicos surge de la espontaneidad y por lo tanto se realiza con los instrumentos que más a mano se tienen y que más sencillos nos parecen. La simplicidad, para nosotros, nos conduce al éxito. De ahí la escasez de herramientas mágicas y de rígidas estructuras en nuestros rituales. Hay un autor wiccano llamado Scott Cunningham que dijo algo con lo que no puedo estar más de acuerdo: "la magia surge de la necesidad".

Si por ejemplo necesito urgentemente limpiar de energías mi casa (porque noto desde hace tiempo que las cosas no fluyen), me siento ante mi mesa y trabajo. No espero a que sea la hora planetaria adecuada, el día de la semana donde mejor se hace ese tipo de trabajo, ni si la luna está en menguante o creciente. Menos me voy a poner a colocar el caldero en el oeste, el incienso en el norte o el fuego de astucia en el sur... en brujería las cosas no se hacen así. La necesidad ha de ser simple y alcanzable. Las formas, por lo tanto, también. 

11 comentarios:

  1. Me quedo con este fragmento "la necesidad ha de ser simple y alcanzable. Las formas, por lo tanto, también." Es como mi experiencia me lo ha enseñado, pero no habría sabido decirlo tan bien :) Bueno, y entonces ¿por qué tanta parafernalia y protocolo? Supongo que si vivieran las brujas mas antiguas de la tierra, enseñarían sus hechizos con todos los detalles y no consentirían que sus aprendices se saltaran ni un solo paso para que el hechizo saliera como "es debido". Es que la cultura es como una abuelita que se esfuerza en enseñar sus métodos, aunque no siempre lleve razón (menos mal que no lo va a leer la mia jeje). Bueno, yo creo que hay ciertas herramientas como las plantas que según la clase que sean, sirven mejor para conseguir unas cosas u otras. Pero no sé porqué me dá que también influye mucho el valor que le otorguemos a las plantas que usamos. Y como esto todo...la magia la pone el mago y no unos cuantos objetos o plantas ¿no?
    Estas son mis especulaciones :P me gustaria conocer que piensan por aqui los brujitos :)
    Un saludo y buenas noches, Marta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      Los hechizos se hacen de forma muy concreta y cada brujo o bruja tiene sus "recetas". Desde luego las plantas forman parte esencial de esos hechizos, al menos para mí, como bruja del cerco.

      A tu pregunta de por qué tanta parafernalia y protocolo te diré que algunas corrientes paganas tienen su origen en la magia ceremonial, que, como su propio nombre indica, practica una magia basada en la ceremonia y en complejos rituales. Por ejemplo la Wicca es una religión pagana y su práctica bebe directamente de la magia enoquiana y del ceremonial de la Golden Dawn. De ahí sus rituales más elaborados y complejos. La brujería tradicional surge dentro de comunidades de brujos muy concretas y no está sujeta a ceremonial de ningún tipo.

      Un saludo y buenos días!

      Eliminar
  2. muy de acuerdo contigo, esto lo vengo diciendo desde hace anios, pues siempre me preguntan y no tenes esta herramienta? como es posible que no la tengas si sos una bruja?!?!?!!?!?!?! ufff la gente no lo entiende, lo mejor de todo son las manos, directa energia entre tu y todo lo demas tus manos. Gracias por esto esta muy bien y muy cierto. Una vez un espiritu me dijo"cuando ya llegues a ser una bruja de verdad no te va a hacer falta absolutamente nada, ni siquiera libros pues tu misma crearas tus hechizos y todo lo que desees con tus manos y tu mente" y asi es.
    Me encanta tu blog, sigue adelante. Abrazos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sol,

      Pues como te dijo aquel espíritu, así es. A veces basta una vela y un platito. La brujería tradicional en realidad es muy tradicional.
      Necesitamos pocas cosas y todas muy sencillitas. Los hechizos, cuando llevas tiempo practicando y leyendo, efectivamente los realizas tú misma. Al final harás lo que más cómodo te resulte. Yo suelo trabajar con una horca de labranza, una vela y un caldero. A veces introduzco más cosas pero en plan casero.

      Gracias por comentar. Me alegra que te guste el blog.

      Un fuerte abrazo y feliz día!

      Eliminar
  3. Me encata la entrada que has hecho, si es que es cierto, realmente todo es energía, y esta cambia muchas veces a voluntad, y no nos damos cuenta.
    La magia se invisibiliza cuando dejamos de verla como algo normal en nuestra vida y es una pena porque dejamos de ver una parte de nosotros mismos.
    Estoy de acuerdo con lo que dices sobre que la magia surge de la necesidad y que los protocolos en esas ocasiones los dejamos más para celebraciones, creo que lo sencillo y simple tambien es efectivo, lo que me lleva a que quizá algunos rituales lo que buscan es ser más efectistas que efectivos. (Vaya travalenguas)
    Un abrazo Marta y que tengas un precioso día :)

    ResponderEliminar
  4. Hola Ana,

    Efectivamente, esa es la base de la magia. La energía puede ser transformada y dirigida a voluntad.
    Sentir la magia es algo muy especial y reconfortante. A veces llegas a sentir que esa magia es el latido del universo.

    El tema de los rituales es muy complejo. Personalmente, como he expuesto en el blog, no soy amiga de los rituales, no me gustan, me hacen sentir incómoda pero está claro que para algunas personas tienen mucho significado. Coincido contigo en que me da la sensación de que buscan ser más efectistas que efectivos. No obstante, en la Alta Magia, magia ritualística, sí se hacen cosas. Pero yo nunca la practicaría...

    Que tengas un feliz viernes. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Yo también estoy totalmente de acuerdo contigo Marta.
    Coincido en toda palabra que has escrito.
    Es una pena que nos desvinculen desde críos de lo que realmente importa, de lo que somos y nos pongan una venda en los ojos.
    Yo, he sido criada en un ambiente agnóstico, de cara al público,cristiano, pero en realidad ni eso, donde nunca se ha cuestionado nada de este tipo de cosas, donde la energía solo es "algo" que según los científicos ni se crea ni se destruye...pero poco mas, y donde el ser humano nace, crece y muere y nuestro fin en la vida no es mas que estudiar para trabajar, tener familia y tras la muerte, desaparecer.
    Yo, siempre he ido a contra corriente, me he cuestionado muchas cosas desde cría, he querido saber mas y mas. Y aún a día de hoy, en ocasiones vuelvo a recordar las enseñanzas que tuve y esa educación que me inculcaron pesa.
    Pero en su momento, llegué a la conclusión de que debía reeducarme, debía comenzar de cero, poner mi mente en blanco (cosa difícil) y comenzar un nuevo camino, que me ha llevado aquí, y en el cual aún sigo aprendiendo, reeducándome y caminando.
    Respecto a la simplicidad en los trabajos mágicos...¿No hay mayor satisfacción que usar lo que la naturaleza ofrece, lo que uno puede construirse y nuestras manos?
    Yo aún no he realizado muchos hechizos, pero estoy creando mis propios rituales, cotidianos, sencillos y lo que uso es lo mas sencillo del mundo, piedras tomadas de la playa o campo, hojas, plantas, hierbas, conchas, trozos de madera caídos, y poco mas. Y para mi es maravilloso y muy mío.
    Gracias por enseñarnos tus puntos de vista y tu experiencia.

    ResponderEliminar
  6. Hola , tengo pocos dias leyendo sobre la este tema....aunque muchos años en la brujeria.... bueno desde que naci, en realidad ..... Pero la Brujeria del cerco, lo poco que encuentro me llena muchisimo, casi te digo que estas ideas ya vivian en mi sin entender porq..... por ejemplo la wicca, sus rituales, pueden ser muy lindos, y al principio me encanto... pero ahora me dejan vacia, fastidiada, me da flojera tener que hacer tanta cosa para realizar un hechizo..y lo de esperar los tiempos correctos de verdad me enloquece!!!!.. cuando yo con solo enfocarme puedo hasta viajar astralmente... pero de todas formas, me gustaria hacerte unas preguntas, para aclarar... si no es molestia....
    ...ustedes hacen la convocacion del circulo magico?.. llaman a los cuatro puntos o atalayas?.... tienen Dios Y Diosa?... tienen Altar y algun punto cardinal donde colocarlo?.... usan el pentaculo?.... usan igmagenes o entidades determinadas para pedidos?..... o simplemente no haay nada de esto, sino en la medida que te provoque?.... bueno alli te lo dejo, tengo muchas mas preguntas.. pero comienzo por aqui.. gracias y disculpa si me extendi mucho...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eriu,

      Esto que me comentas sobre el fastidio de hacer los rituales tan elaborados de la Wicca me lo comenta mucha gente que me escribe. Hay personas que empiezan como wiccanas y que, precisamente por el tema de la rigidez de los rituales encuentran en la brujería del cerco algo más afín a ellos.

      En Brujería del cerco no hacemos rituales. Cuando hacemos un hechizo lo hacemos sin más. Utilizamos herramientas sencillas y no tenemos ninguna regla con respecto a colocar las herramientas en el altar.

      En brujería del cerco si trazamos el círculo mágico que llamamos Compás pero no invocamos a las atalayas. Hacemos una invocación muy sencilla a los espíritus de cada punto cardinal, una fórmula antiquísima. Los puntos cardinales no se corresponden con los de la wicca. Para ello te recomiendo que leas mi post "La extraña ofuscación de los 4 Elementos en Wicca". Puedes encontrarla en el buscador del blog.

      Nuestros rituales no son elaborados ni fabricados de antemano como en la wicca. Sí es cierto que decimos en voz alta fórmulas mágicas, pero se hace de forma espontánea, sin ninguna floritura. Es algo sencillo. Es una comunicación de tu espíritu a la herramienta mágica y al trabajo elaborado. Para mí todo lo que está entre medias de esa comunicación, sobra.

      No tenemos altar. Tenemos una mesa de trabajo donde practicar la brujería pero como te he comentado, no colocamos las herramientas de forma rígida ni especial. No lo orientamos a ninguna parte. Tampoco usamos imágenes ni tenemos entidades a quienes pedimos cosas. Trabajamos con huesos y la calavera de algún animal, como una cabra, un pájaro, un búho aunque normalmente se utilizan calaveras de animales cornudos, pues son símbolo de sabiduría. Es una forma de chamanismo y simbolizan al Viejo Espíritu.

      No creemos en la Diosa o el Dios, somos politeístas. Existen formas de brujería tradicional donde hay alguna divinidad mayor, pero desde luego se entienden como misterios y no como entidades de devoción diaria como en la wicca.

      Espero haberte aclarado un poco cómo va la brujería del cerco. Cualquier duda que tengas, eres bienvenida.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Me ha encantado lo de la necesidad, por que es lo mismo que yo hago.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, BirkenHexe.

      Así es, en Wicca acabas mareado de tanto ritual y preparación previa. La comunicación con el mundo invisible, que realmente es el mundo que nos aporta fuerza y poder, se corta y se pierde entre tantos detalles a mi parecer, inútiles. La brujería se hace por necesidad y ha de ser inmediata.

      Un abrazo!

      Eliminar