domingo, 2 de junio de 2013

El Mítico Museo de Boscastle



El Museo de la Brujería de Boscastle, en el condado de Cornualles, en Inglaterra, está dedicado por completo a la brujería. Tiene una de las colecciones más grandes y extensas de artículos relacionados con la brujería y con la Wicca. Es uno de los más famosos del mundo pues guarda una historia determinante para el desarrollo del paganismo en el siglo XX.

Fue fundado por Cecil Hugh Williamson (1909-1999) quien tuvo una vida interesante pues trabajó para el MI6 durante la II Guerra Mundial, trabajó también en una plantación de tabaco en Rodesia (hoy Zimbaue) y además de otros trabajos, en esencia, a lo que se dedicaba era a la brujería. Era un brujo y dedicó su vida a la práctica de la brujería y a su estudio.

En 1947 trató de abrir en el Reino Unido un museo donde guardar su colección de artefactos y herramientas de brujería, pero se encontró con la oposición local y hubo de abandonar sus planes y esperar hasta 1951, año en el que se legalizó la brujería en el Reino Unido. En un principio abrió el museo en la Isla de Man donde abrió un restaurante al que llamó The Witche’s Kitchen, La Cocina de la Bruja.

Gerald Gardner junto al Molino de la Brujería
Isla de Man

El museo es mítico no solo porque es el primer intento de otorgar a la brujería el interés que merece a nivel cultural sino porque fue caldo de cultivo para que muchas de las corrientes neopaganas que hoy en día están vivas, naciesen de los encuentros entre brujos y paganos que allí hubo. Y como muestra, un botón: Williamson contrató a Gerald Gardner, considerado el fundador de la Wicca. Ambos trabajaron durante un tiempo juntos pero debido a discrepancias, Williamson vendió el famoso molino a Gardner y después de muchas vicisitudes y diferentes ubicaciones por el Reino Unido acabó abriendo el museo en Boscastle, un pequeño pueblecito en el condado de Cornualles, su ubicación actual. Gardner, por otro lado, siguió llevando el museo original del molino en la Isla de Man hasta su muerte, en 1964.

Finalmente Williamson vendió el Museo de Boscastle a su actual propietario, Graham King, justo en la medianoche de Samhain, en 1999.

Visitar este museo es asomarnos a la historia de la brujería y del neopaganismo en general, un lugar donde se encuentra resumida la historia de unos tiempos difíciles y de otros tiempos más amables, donde la práctica de la brujería se legalizó y pudieron surgir todo tipo de cultos paganos y muchas figuras a las cuales hoy debemos mucho, pudieron escribir, publicar y practicar lo que durante mucho, demasiado tiempo, fue tabú e incluso estuvo castigado con la muerte.

No olvidemos que el hecho de que yo hoy esté escribiendo este blog y que vosotros lo estéis leyendo y además, practicando brujería en vuestras casas, lo debemos a personas que se atrevieron a dar la cara por la brujería en unos tiempos donde eso significaba jugártela. De hecho, Williamson antes de abrir el Museo en Boscastle, tuvo que cerrar el que tenía en otro lugar debido a la oposición de la gente y a los continuados ataques que recibió hasta con bombas incendiarias.

¿Pero qué encontraréis en el Museo de la Brujería? Existe una colección de herramientas y artefactos de brujería única en el mundo. La disposición actual, mejorada por Graham, conduce al visitante a través de diversos temas que nos aportan una perspectiva con respecto a la brujería y su práctica. Desde el neopaganismo con temas como la Rueda del Año, el Astado, la Diosa, etc. a la brujería más tradicional, con herramientas auténticas del Arte, estatuillas, libros, objetos, hechizos, amuletos, una sección dedicada a la Caza de brujas y otra muy curiosa dedicada a la magia cristiana, orientada a la expulsión del “demonio”.

Una historia de encantamientos, hechizos y magia natural  que ha sido el trasfondo de la historia oficial del condado de Cornualles, un lugar con mucha tradición brujil. Todas las estancias contienen artefactos relacionados con nuestro Oficio. Un compendio de representaciones de brujas a través de la historia y la literatura. Antiguos dibujos y notas, tallas y esculturas, sombreros y escobas.

Muñecos para la magia simpática y la magia negra, hierbas, tambores, botellas, frascos, cuchillos y espejos para practicar el scrying. Una colección extraordinaria de amuletos, Calaveras que nos recuerdan la leve frontera entre la vida y el otro lado del cerco, donde vuelan las brujas. Incluso encontraréis una grabación de Aleister Crowley recitando uno de sus encantamientos.

Además, y uno de sus más interesantes atractivos, es que encontraremos objetos que han pertenecido a brujos reales así como objetos que fueron de personas clave para la historia del neopaganismo como el ya mencionado Gerald Gardner así como Alex Sanders, Janet Farrar o Doreen Valiente.

Aquí os dejo una galería con imágenes del Museo: 


Interior del Museo. Objetos brujeriles

Botellas con todo tipo de encantamientos

Práctica del Scrying

Interior de otra sala

Stangs y cerámica de Mujer-liebre
(o la práctica del shapeshifting)







12 comentarios:

  1. Es genial que haya un museo de la brujería que recopile lo más importante de nuestra historia, porque como bien has dicho, nos recuerda a esas personas que lucharon para que el día de mañana pudiéramos practicar la brujería y además así conocemos ciertas cosas que se hacían antaño.
    Un post muy interesante, espero poder visitar el museo algún día. Un Saludo Marta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cathair,

      Me alegro que te haya gustado el post.

      Es un museo muy interesante, tiene auténticas reliquias, además de documentos que forman parte de la historia de la brujería.

      La zona además es maravillosa. Cornualles es un condado muy bello.

      Un abrazo y feliz domingo!

      Eliminar
  2. Hola Marta, imagino que tiene que ser fantástico visitar un sitio así y encontrar todos los objetos brujeriles. Gracias a personas como él podemos disfrutar de museos así hoy en día. El miedo que produce el tema de las brujas y brujos en la población general es algo que llevamos intrínseco en nuestro bagaje cultural. El miedo a lo desconocido y a lo que nos puedan hacer es la mayor arma que se pueda usar contra el ser humano.
    Siempre me ha llamado la atención la brujería y aunque no la practico (entre otras cosas porque no sé) le tengo mucho respeto.
    Gracias por tus post tan interesantes y por este magnífico blog.

    Un abrazo grande,
    Eva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eva,

      Sí, el miedo hacia la brujería viene de todo el esfuerzo de la iglesia y de los medios de comunicación por tratarla como algo intrínsecamente malvado. Además de, como tú bien dices, el miedo a lo desconocido.

      Si te llama la atención la brujería, por algo será ;) Yo te animaría a que si te interesa y te apetece, empieces a practicarla. Se aprende haciéndolo. Siempre puedes preguntar por aquí y empezar con cosas básicas como magia con velas. Puedes fabricarte tus propias herramientas, cogerlas del campo... cuanto más sencillo, mejor.

      Un abrazo y feliz domingo!

      Eliminar
  3. me encantó...ojalá algún día pueda visitarlo.
    es un lugar interensantísimo, por lo que se puede ver en las fotos tiene un aura especial, de magia y misterio. gracias por compartirlo Marta. saludos desde Uruguay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Patricia.

      Seguro que si lo deseas, podrás visitarlo algún día. Merece la pena.

      Saludos desde España a Uruguay.

      Un fuerte abrazo,
      Marta

      Eliminar
  4. Me encantaría visitarlo. Y ojalça algún día pueda hacerlo.
    Me da mucha curiosidad ver todos esos objetos con los que se desempeñaba el arte en su momento.
    Supongo que ha de ser un lugar especial.
    Gracias por enseñarnos un poco de el Marta.
    Un abrazo. Cuidate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando viajes al Reino Unido, no se te olvide ir. El condado de Cornualles es precioso. Además de unos acantilados de postal, tienes en el condado vecino, Devon, el Parque Nacional de Dartmoor, lleno de dólmenes. Conozco la zona bien porque viví 4 años allí. Una maravilla de paisajes.

      Un abrazo,
      Marta

      Eliminar
  5. Estuve en una exposición que se ha montado varias veces en Albarracín, Teruel, era muy interesante pues trataba de lo mismo, objetos de la brujería tradicional. Soy consciente tanto por mi opinión como por los comentarios aquí dados que la información dada para estas exposiciones no es justa para la brujería; os dejo un enlace ilustrativo: http://www.redaragon.com/agenda/fichaevento.asp?id=617

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aportación, Gonzalo.

      La exposición parece muy interesante. Como tú bien dices, la información dada es sesgada y no se atiene de ninguna manera a la realidad. No obstante, podemos acudir a ella y observar los objetos allí expuestos desde nuestro punto de vista, experiencia que sin lugar a duda, resultará mucho más enriquecedora.

      Un saludo,
      Marta

      Eliminar
  6. Hace tiempo que descubrí este museo por internet, y se puede encontrar en él mucha información o ideas de cosas que no había encontrado en los libros.

    ResponderEliminar
  7. Wow, el arte es en verdad un mundo del que las sorpresas son parte importante del camino. Después de todo para empezar nunca imaginé que la brujería como tal estuviese legalizada, y menos aún que existiera un museo tan personal y fantástico como ese.
    Un legado tan valioso en tantos niveles distintos que no provoca otra cosa que sentirse realmente cobijado por la naturaleza y sus hijos más sabios.

    Excelente día y gracias por seguir compartiendo =D

    ResponderEliminar