martes, 4 de marzo de 2014

Cómo se Cruza el Cerco


La Brujería del cerco es una rama de lo que conocemos como Brujería tradicional, un término que engloba prácticas muy antiguas y únicas que no tienen que ver con las corrientes neopaganas que surgieron a raíz de los años cincuenta. No existe una única tradición sino casi tantas como brujos existen si bien consideramos brujería tradicional a todos aquellos que trabajan con espíritus, seres de la naturaleza, los espíritus del territorio, también conocidos como dioses locales y con los Ancestros. Asimismo, la práctica de la brujería tradicional apenas contiene ritual, por resumir mucho.

La brujería del cerco no es una tradición por si misma sino parte de las prácticas de una brujería ancestral. Esa parte que la diferencia de otras prácticas brujeriles es precisamente cruzar el cerco, que en inglés se denomina hedgecrossing. Esta práctica es la que marca la diferencia entre otras prácticas pues entronca con el chamanismo, cuna, según mi personal punto de vista, de la brujería europea. Los brujos del cerco no solo viajan al Otro Mundo sino que perciben de forma continuada ese otro mundo o dimensión invisible que existe, que nos rodea y que se solapa con nuestra realidad, aquella que consideramos material.

No existe solo una manera de cruzar entre dimensiones o entre mundos sino que existen diversas formas de hacerlo. Pero la habilidad de caminar entre las distintas dimensiones paralelas es algo vivencial que no se puede aprender porque se trata de una capacidad innata. Son factores con los que se nacen o factores que a lo largo de la vida te predisponen a ello: haber nacido en una familia donde se hereda esa segunda visión, nacer con la segunda visión o a lo largo de la vida tener una experiencia traumática o cercana a la muerte que te active esa capacidad, por poner un ejemplo.


Lo que sí se puede aprender es a cruzar el cerco en determinadas ocasiones pero repito que nacer brujo es ser de una determinada manera, tener una predisposición al Oficio, haberte dado cuenta de cosas que los demás no podían ver desde que tienes uso de razón como comunicarte con los espíritus familiares, los Ancestros, tanto antiguos como familiares fallecidos, los espíritus de la naturaleza y otros seres radiantes incalificables. Eso es algo con lo que se nace, no se aprende. Es decir, la bruja o el brujo del cerco vive con un pie en el mundo material y con otro pie en el mundo invisible pero tiene la capacidad de tener equilibradas ambas experiencias sin que ninguna se solape en detrimento de la otra.

El otro mundo, la dimensión invisible, forma parte de tu propia vida. Los brujos del cerco ven un mundo más amplio y extenso que el que otras personas ven. Ese mundo suele dar miedo y causar rechazo a todos aquellos que no tienen la costumbre de verlo desde siempre pues ese mundo quizá les recuerde que nuestra realidad material tiene los pies de barro.

Ahora bien, sí podemos aprender a cruzar el cerco como viaje espiritual o trance y para ello existen diversas formas que han sido practicadas desde siempre: el consumo de enteógenos o sustancias alucinógenas de las cuales se elaboran los ungüentos para “volar”, el viaje astral, danzas rituales, el uso de sonidos de tambores de forma repetitiva y otras técnicas para entrar en trance.  Si bien no recomiendo, por favor, que nadie se fabrique un ungüento para cruzar el cerco sin asesoramiento técnico pues la mayoría de las sustancias que empleamos para elaborarlos son altamente tóxicas e incluso venenosas. Sería muy recomendable ser guiados por otra persona que conozca estos “territorios”. Pero como sugerencia, podéis comenzar con técnicas sencillas de visualización y que son las que más recomiendo (que no son cruzar el cerco exactamente pero es un comienzo). Esta técnica se conoce también como Pathworking. Después podéis hacer prácticas con sonidos para entrar en trance o ejercicios para controlar vuestra respiración, algo que también puede provocar estados alterados de conciencia.


En posts siguientes iremos tratando cada una de las prácticas para cruzar el cerco con más profundidad. Hoy tan solo hemos esbozado qué significa cruzar el cerco y qué técnicas existen para hacerlo. Aquí podéis ver lo que en su día hablamos sobre el origen de la expresión “cruzar el cerco”. Muchas gracias a todos. 

4 comentarios:

  1. Que interesante Marta. A mi es un tema que me da respeto, y me parece relacionado con todo el mundo, porque, quien al pasar por diferentes lugares no ha sentido energías diferentes,? Creo que esas son pequeñas manifestaciones del otro lado y que no tenemos que rechazar, sino comprender. Aun creo que entendemos poco a ese otro lado. Yo no siento la necesidad de cruzar el cerco, se que esta ahí y creo que de vez en cuando, sobre todo a través del vehículo de los sueños, me dejo llevar y lo visito, volviendo después con vivencias que no se muy bien como interpretar. Cada verde menos, recuerdo que era mas fácil siendo niña. La sociedad en la que vivimos nos cercena poco a poco estas capacidades, y por eso sentimos esa duda, de si hemos cruzado o no.
    Muchas gracias Marta, nos enseñas mucho y te lo agradezco. Espero que tengas una feliz semana. Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  2. Muy lindo Post Marta!! Muy informativo!..... Yo tengo una pregunta que siempre me cuestioné......

    Cuales eran los elementos y materiales alucinógenos que se utilizaban antaño ??? Ya que yo creo que las plantas de Coca, Cannabis, Belladona.... Siempre han estado en la naturaleza..... pero hoy en dia han sido muy empañadas sus verdaderas propiedades.... Y quisiera que me ayudes un poco con aquello...... Muchas gracias por tus posts y respuestas ! Siempre tan informativos ! Hasta luego !

    ResponderEliminar
  3. Hola marta me gustaría preguntarte una cosa mira yo desde peque he tenido como algunos sueños que se cumplían a lo largo del tiempo tu cres que eso es una habilidad especial ?cres que se puede desarrollar?

    ResponderEliminar
  4. Hola, Marta te escribo desde Honduras me gusta mucho tu blog; sabes siempre e sentido un interés muy profundo por la brujería quería preguntarte acerca de la herencia de algunos poderes sobrenaturales parte de mi antepasados practicaron estas artes uno de los hermanos de mi abuela paterna era 'transformista' podía adoptar la forma de una lechuza. De pequeño podía sentir algunas energías de seres invisibles, todavía hoy no se como describirlas era como si alguien estuviera junto a mi; sentía toda su presencia pero no vi nada, el problema es que ahora que crecí casi no siento estas energías, desde que tengo memoria recuerdo mi admiración por la luna y el agua, los veo como seres espirituales materializados. Me gustaría que me ilustradas un poco acerca de estas sensaciones y de ser posible que publiques algo acerca del transformismo, Honduras es un país con mucha herencia Maya, los cuales practican brujería además de la aportación de otras culturas indígenas que tenían sus propios ritos y conocimientos.

    ResponderEliminar