viernes, 15 de agosto de 2014

Herbología Secreta



La palabra inglesa Wortcunning se refiere al conocimiento, cunning, y al uso de las propiedades secretas de las plantas, conocidas como worts o hierbas de infusión.

Desde los tiempos prehistóricos, las plantas han sido utilizadas para la sanación. Tenemos informes de arqueólogos que hablan sobre cómo las plantas eran utilizadas ya por Neanderthal. Los famosos Saquitos medicina encontrados junto a restos humanos así lo atestiguan. A lo largo de la historia, igualmente, el conocimiento de las plantas se ha desarrollado junto a todas las culturas.

Como todo en la vida, y sobre todo el conocimiento, no viene regalado. Es tarea de cualquier brujo o bruja formarse en el conocimiento de las plantas. Y lo más importante que ha de saber es que las plantas tienen dos usos: uno medicinal y uno mágico. Para ello es necesario leer libros sobre fitoterapia o cualquier guía o libro sobre plantas, árboles o arbustos de la zona donde uno vive. Para la parte mágica, recomiendo pasar horas con las plantas, trabajando y “hablando” con ellas, permitiendo que os transmitan ese conocimiento secreto y olvidado por la mayoría. Como buenos brujos, habremos de salir con cierta frecuencia y en determinadas fechas y horas a recoger los ingredientes que necesitaremos para practicar nuestro oficio.

Una buena lectura que recomiendo es leer todos lo que encontréis sobre el folklore asociado a las hierbas y plantas de vuestra región y cómo éstas eran utilizadas por vuestros ancestros en los diversos ritos y trabajos así como en las fiestas populares, bebidas y comidas de la zona, supersticiones y costumbres, etc. relacionadas con las plantas.

Una vez nos vayamos familiarizando con sus usos y costumbres, sabremos perfectamente realizar nuestros ungüentos, tinturas, inciensos, aceites, infusiones, etc.



Todas las plantas están guiadas por un espíritu en particular. Conociendo esto, nos será de gran ayuda a la hora de utilizar qué plantas en dependiendo qué rituales. Asimismo, no olvidéis la importancia básica de las fases lunares a la hora de recoger plantas y trabajar con ellas. El cuarto creciente es bueno para incrementar, hacer germinar, etc. La luna llena es buena para la protección, la adivinación y todo tipo de ritos de fertilidad. En cuarto menguante haremos rituales para maldecir o para romper encantamientos negativos. En luna nueva cualquier tipo de trabajo con la sombra, para nuestro autoconocimiento, para visiones del destino y ahondar en los misterios.

Como siempre digo, mucho respeto para tratar con la Gran Madre. Pidamos permiso a cada planta y una vez sintamos que nos lo ha dado, coger solo lo que vais a necesitar. Si no, os vais a otra planta o a otra zona donde sí tengáis permiso. Tener este grado de comunicación requiere introspección y un esfuerzo por vuestra parte de conexión y de estar atentos. Esto se adquiere con el tiempo y el trabajo continuado. Por supuesto, agradecer siempre a las plantas y al entorno el regalo. Si no lo hacéis así, el espíritu de la planta no estará intacto y os llevaréis a casa una planta que no os será de utilidad, habrá perdido su magia. Es así de sencillo. Pero sobre todo porque como brujos debemos contribuir al sagrado equilibrio entre los cazadores y sus presas, no seguir rompiendo más conexiones sino restaurarlas.

Aquí os dejo un pequeño resumen de algunas cosas esenciales que hemos de saber sobre plantas:

  • Lunes (masculino/femenino). Lo gobierna Phul o Phebe, un espíritu lunar que también rige ciertas aguas y es espíritu de algunos arbustos. Plantas del lunes: helecho, artemisa, jazmín, sauce, limonero, gardenia, palmaria palmata, lunaria, malvas.
  • Martes (masculino). Plantas del martes: ruda, ajenjo, pimienta de Jamaica, albahaca, comino, cilantro, acebo, pino, jengibre, ajo, damiana, retama y cardo.
  • Miércoles (masculino). Plantas del miércoles: potentilla, eneldo, lirio de los valles, mejorana, menta, perejil, peppermint, mandrágora.
  • Jueves (masculino). Plantas del jueves: siempreviva, agrimonia, clavo, diente de león, higo, nuez moscada, ulmaria, tilo, hisopo, borraja, anís.
  • Viernes (femenino). Plantas del viernes: culantrillo, madreselva, caléndula, prímula, manzana, rosa, magnolia, vincapervinca o hierba doncella, romero, cebada, hierba de Santiago.
  • Sábado (feminino). Plantas del sábado: belladona, valeriana, ciprés, campanillas, orquídea, eléboro negro, cicuta, beleño, consuelda, marihuana, hachís, tejo.
  • Domingo (masculino/femenino). Los espíritus que gobiernan el domingo son el Espíritu Och, espíritu de la luz y espíritu que habita en el Sol. Plantas del domingo: hipérico, cedro, camomila, canela, margarita, roble, heliotropo, azafrán, muérdago, serbal, raíz de Golden Seal o Sello de Oro, laurel y acacia.


Con respecto a los otros espíritus de los días de la semana, desconozco sus nombres pero todo lo que existe en la naturaleza está animado por un espíritu. Que no los veamos con los ojos físicos, no significa que no existan. 


Los espíritus del sol y de la luna son citados en el Arbatel de magia veterum, un libro esotérico publicado en Basilea, Suiza, en 1575. Si bien es magia ceremonial, con la que no me une ningún tipo de vínculo, me parece curioso que cite a ambos espíritus.

Muchas gracias a todos por seguirme cada día. Espero que estéis pasando un feliz verano. 


7 comentarios:

  1. Hola, muy ineresante post!

    Hace unos días te escribí un correo por si podías echarme una mano. No se si te ha llegado o has podido leerlo, o no te parece oportuno responderme.

    Como sea, te lo agradecería enormemente, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Siwune,
      Gracias por tus palabras.
      Verás, los correos los leo y agradezco mucho recibirlos pero no puedo contestarlos. Ojalá tuviese tiempo para responder a todos y cada uno de ellos pero me resulta materialmente imposible.
      Muchas gracias y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Marta, acabas de tocar uno de los remas que mas me gustan..Además imprimiendo tu carácter sabio y sorprendente. Lo de los días de la semana era totalmente desconocido.para mí, que curioso.
    Me hace gracia lo del espíritu de las plantas, es totalmente cierto y te contaré una pequeña anécdota sobre ello
    Hace años, un.grupo de amigis fuimos a la montaña, uno de ellos cogió una flor y la tiró a un lago pequeño. Yo le dije tu enes que pedirle permiso a la flor. El se rio, y su flor se hundió. Le pedí permiso a otra flor y la eché al agua, "mi" flor se quedó flotando como si fuera un nenufar, el volvió a coger otra y la puso con cuidado en el agua, y se hundió, yo tomé otra, la pedí permiso y la arroje al agua. Flotó a una distancia de metro o metro y medio de la primera. El chico cogió una trrcera flor y le pidió permiso, y al igual que las dos que yo cogí, flotó.
    Me dijo que parecía brujería y yo que en aquellos años no era consciente, le dije que no, y siempre que cogiera algo de la naturaleza debía pedir.permiso.
    Una gran entrada Marta, como todas las que haces. Te deseo un.feliz veranito que sea descansado y reparador. Un abrazo fuerte!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosa historia la que cuentas, Ana. Todas las cosas están animadas por un espíritu, solo esperan ser reconocidas para responder.

      Espero que estés pasando igualmente un gran verano.

      Un fuerte abrazo y feliz semana!

      Eliminar
  3. Hola a todos los que pasan por aquí, hola Marta tienes un blog muy hermoso, realmente estoy aprendiendo mucho con tus palabras. Curiosamente explicas cosas que yo desde chica simplemente supe sin que nadie me las diga ya que fui criada según la religión católica ( en esta solían decirme cosas que sirvieron la gran mayoría para generarme traumas y miedos, respeto las creencias de cada uno pero lo que no me parece bien es asustar a los demás y lamentablemente el miedo es una de las armas de las religiones). Como te decía, simplemente creía en algunas cosas que surgían en mi interior, aunque muchas veces me decía a mi misma que eran tonterías mías. Me alegra mucho haber encontrado tu blog y ver que no estoy loca por creer algunas cosas. Estoy leyendo uno de los libros que recomiendas, es muy interesante el tema del paganismo y la forma en que tu lo explicas hace que sea fascinante. Me parece hermoso la espontaneidad de la que disfrutaba la gente antes al creer y convivir con los espíritus de los elementos, me resulta muy intuitivo, para nada forzado y hasta me hace sentir plena. Ojalá hoy aún existieran esas creencias, seguramente el mundo sería un lugar mejor.
    Bueno nuevamente muchas gracias por tu dedicación, realmente me has abierto la mente. Saludos a ti y a todos los lectores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Verónica,

      Muchísimas gracias por tus bonitas palabras.
      Me alegra que mi blog te haya "recordado" todas esas cosas que llevamos dentro y que podemos ir recuperando con un pequeño esfuerzo por nuestra parte.

      El paganismo, tal como lo entiendo yo, es una forma de relacionarnos con nuestro entorno, una forma que nos alimenta y nos hace crecer como personas, que nos centra y nos tranquiliza.

      A mí también me encantaría que algún día la Tierra vuelva a ser ese lugar plácido y sabio donde la unión con la naturaleza era lo cotidiano. Todos seríamos más felices, seguro.

      Un saludo para ti y feliz día.

      Eliminar
  4. Muy interesante Querida Hermana me gustaria aprender esta ciencia oculta... que libros me recomienda... le mando un osculo de paz espero su respuesta...

    ResponderEliminar