lunes, 6 de julio de 2015

Retomando el blog



Después de este largo periodo de ausencia motivado principalmente por cuestiones laborales que han absorbido gran parte de mi tiempo, me alegra volver a estar nuevamente con vosotros hablando de este maravilloso mundo que es la brujería, que tanto ha dado a la humanidad pero que a su vez ha sido tan atacada, por miedo y desconocimiento principalmente. 

Me gustaría responder a muchos de los comentarios y correos que me ponéis pero me resulta en estos momentos imposible materialmente. No obstante, que sepáis que leo atentamente lo que me comentáis. Intentaré responder a alguno de vosotros cuando tenga un poquito de tiempo. 

La última vez que escribí en el blog fue celebrando el Solsticio de invierno y ahora lo retomo escribiendo en los días cercanos al Solsticio de verano. Quizá no pueda actualizarlo con tanta frecuencia como antes, pero escribiré de nuevo.


Hoy me gustaría recordar qué es la brujería del cerco, unos breves apuntes sobre esta rama de la brujería tradicional que todavía se presta a confusión, sobre todo en el mundo anglosajón donde la palabra “hedge”, “cerco” significa matorral. Muchas personas que últimamente tratan de diferenciar que su tradición no es neopagana sino tradicional o antigua creen que la brujería del cerco está íntimamente relacionada con la brujería verde, por el significado de “hedge” como arbusto o matorral. Creen entonces que está relacionada con la botánica y todo aquello que tiene que ver con el conocimiento de las plantas y la sanación con las mismas. 

Bien, en la brujería del cerco sí se da este tipo de práctica pero no es exclusivo de esta brujería ya que es algo común a muchas prácticas y corrientes paganas. Lo que hace diferente a la brujería del cerco es su origen chamánico y entender el término “cerco” como frontera entre dos mundos, el visible y el invisible. En el antiguo germánico la bruja o brujo del cerco era conocido como “el espíritu sobre el cerco”.



Así, la actividad principal es cruzar el cerco, una imagen simbólica y arquetípica sobre la actividad chamánica. Los viajes del brujo hacia dimensiones inferiores y superiores y a otras intermedias e innombradas. En las dimensiones terrenales nos encontramos con los espíritus de los árboles y de los animales, de los lagos y de los ríos, de las montañas y de las cuevas… También con sus demonios. En otras dimensiones encontraremos a los espíritus de nuestros ancestros en la brujería y a los difuntos, algo tan importante en la brujería tradicional, el territorio y sus espíritus, sus caminos hechizados y sus habitantes, con los espíritus familiares o guías que nos acompañan, nos protegen, nos alertan… Los viajes son tan profundos que llegas a la conclusión de que el conocimiento que no se ve es mucho más vasto, abundante y prodigioso que el que se ve. El mundo invisible es enriquecedor y sabio, mucho más sabio que lo que vemos que, si bien es muy interesante también, no aporta respuestas sino es contemplado desde una mirada más amplia. 

Como la mayoría de los paganos, nos preocupamos de observar la naturaleza y celebrar los Sabbats: la quietud del invierno, el despertar de la primavera, la llegada de la oscuridad, las fases de la luna... Todo, absolutamente todo está lleno de vida: una piedra, una brizna de hierba, una nube, la chispa de una hoguera, un valle… Todo late de vida. Es difícil encontrar las palabras a ese sentimiento en el que percibes la vida allá donde miras. Existe una comunicación cotidiana con todo aquello que no se ve pero que está. Saber distinguir las señales de aquello que es invisible, interpretarlas e interactuar con ello es algo que un brujo del cerco hace desde siempre pero nadie le enseñó a hacerlo. 



Estaremos pendientes de las tradiciones de nuestra tierra pues estas guardan un poderoso conocimiento sobre antiguas magias y formas de hacer el Arte. En cada canción popular y en cada fiesta encontraremos grandes puertas hacia el conocimiento antiguo. Las canciones populares, al escucharlas, nos conectan con la tierra y sus caminos secretos, invisibles y fantasmales, aquellos que solo pueden ser atravesados portando la llama de la astucia y el conocimiento pues son recorridos por seres de otros mundos. 

La brujería del cerco es esto y mucho más. Si bien hallaremos muchos momentos para seguir comentando estas cosas que nos interesan tanto a todos pues este blog, a partir de hoy, retoma su andadura. 

Todo está conectado, lo de arriba con lo de abajo, lo de dentro con lo de afuera. Comprender esto es clave para hacer brujería. 


19 comentarios:

  1. ¡GRACIAS MARTA!
    Cito un escrito tuyo: "La brujería es la herramienta que nos permite creer en ese mundo mágico y por lo tanto manifiesto ante nuestros ojos".
    Cada texto que nos des, para mí, es herramienta sólida que me lleva a donde deseo ir.
    Celebro con muchísima alegría volver a leerte.

    Abrazo grande

    María

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Solo puedo decir: ¡que alegría volver a leerte! ^^ Felicidades por el blog y gracias por todo lo compartido. :)

    ResponderEliminar
  4. Estupendo volverte a leer, Marta. Gracias por compartir tu conocimiento y experiencias con nosotros.
    Un fuerte abrazo,

    Pilar

    ResponderEliminar
  5. Gracias marta , en tu blog he aprendido muchas cosas y estoy muy feliz de que hayas vuelto.... :)
    Me encanta tu blog, la magia que desprenden tus palabras.... Sin saberlo me has ayudado a pasar una crisis existencial... Gracias por tus sabias palabras....
    Un beso
    Pam

    ResponderEliminar
  6. Es un placer leerte de nuevo ^^

    Otro sexto o séptimo sentido se despierta en mi con tus palabras, es una sensación de unión colectiva con todas las personas y seres que se encuentran conectados gracias
    a esta manera de contemplar nuestra realidad. Muchas veces en la vida diaria, hay que despertar a tanta gente para que regresen a su luz, a su matriz, que incluso uno mismo se pierde entre la superficialidad.

    Vuelvo pronto con tu mágiaaaa!!! Besoss!! :* :*

    ResponderEliminar
  7. Hola marta quisiera saber como saltar el cerco gracias

    ResponderEliminar
  8. Si vienes, por ejemplo, a las 4 de la tarde , comenzaré a ser felíz desde las 3. (El principito) Saber que has vuelto me ha puesto muy felíz, aunque sabía que no te habías ido y que en cualquier momento ibas a volver y ya sabiendo eso me sentía muy felíz.. El hecho pensar en ti desde el invierno, ha ido poco a poco haciendo que mi estado de ánimo totalmente alterado como un río que está fuera de su cauce, haya ido tranquilizándose lentamente hasta llegar a este estado de paz plena. Ha sido mágico. Ha sido como si entrara en una vibración común, en otro plano, en otra dimensión. Como si entrara en un sitio donde aún habiendo un montón de gente se está muy a gusto. Yo también estoy de acuerdo con que otro sexto o séptimo sentido se despierta en mi con tus palabras.

    Por otra parte es entendible que no puedas responder a los correos, a mi me pasa con muchas cosas por motivos laborales también, que no alcanzo a abarcarlo todo, aunque ultimamente estoy haciendo mis esfuerzos. Se que la brujería del cerco, la brujería buena me puede ayudar, pero estoy seguro que si es levada por ti, me puede ayudar mucho más. Gracias por volver.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por volver. Encontré tu blog cuando ya no entrabas. He estado leyendo los posts que tenias escritos, los enlaces, los libros que has recomendado (no todos, claro, no me ha dado tiempo) y me sentia como siguiendo un sendero abandonado. Ahora veo la luz al final del camino, el farol de la bruja en la ventana anunciando que de nuevo está en casa. Gracias.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias Marta, la espera fue larga, pero al fin volvistes por aquí.A partir de ahora, por favor, no nos hagas esperar tanto... Te encontramos mucho a faltar a ti i a tus blogs. un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  11. Que bueno tenerte de vuelta Marta, y que bueno que volvieras a retomar el blog... ya le estaban saliendo telarañas jejeje

    Un abrazaote
    Hernán

    ResponderEliminar
  12. Gracias por volver Marta!!! Al finnnn!!

    ResponderEliminar
  13. Holaaa Marta soy Samara me encanta verte de nuevo por aquí, de verdad que eres mágica, el hablar contigo el otro día fue increíble, parecida a lo que sentí cuando se me apareció el búho, espero que alguna vez se vuelva a repetir, ya os dije que estabais invitados J.L y tu jajaja, sigo aprendiendo cada día e intentando practicar algunas cosillas, como lo que te dije, estaré pendiente de tu blog porque la verdad es que es una gran ayuda.
    De verdad gracias por todo.
    Un beso y un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Buen día allí marta que alegría ver que vuelves a escribir, me gusta mucho leer aprender de tus palabras siempre e pensado que hay algo más allá de lo que no se puede ver y desde muy pequeño me ha interesado todo este mundo mágico místico, me facina tu trabajo el tipo de brujería que prácticas y espero algún día conocerte en persona, e visitado tu tienda igual y se que muy pronto podré verte por allí comprando algo porque apesar de no ser tan grande tome muy malas decisiones, que bueno que estas de regreso sé que no te conosco pero te estimo y de corazón te deseo lo mejor y que sigas adelante muchos abrazos desde México y gracias por seguir aportando algo a la vida de muchos cuídate te seguiré leyendo

    ResponderEliminar
  15. Me alegro de que por fin estés de vuelta.

    ResponderEliminar
  16. Me alegro de que por fin estés de vuelta.

    ResponderEliminar
  17. Hola Marta, Gracias por iniciar este blog, has vuelto a activar en mi esa energia nata que desde pequeña sentia pero que con los años y el estres tenia en el baul de los recuerdos, siento palpitar en mi esta energia y me siento muy identificada con la brujeria del Cerco, estoy leyendo todas tus entradas me fascinan.
    Un Abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  18. Gracias por existir.Beso grande en el corazón.

    ResponderEliminar
  19. hola Marta me llamo Carlos y estoy interesado en el mundo de la brujería, es muy cierto lo que dijiste de que todo en la vida pasa por algo, y sinceramente intente hacer una burbuja y sentí como la energía que me rodeaba entraba en mi sin ningun ritual ni nada, me gustaría aprender mas de ti y amo todas tus publicaciones! te deseo mucha luz en tu vida.

    ResponderEliminar