domingo, 4 de octubre de 2015

Protégete psíquicamente



En muchas ocasiones, al estar en contacto con una persona o entrar a un determinado lugar, habréis sentido que  os encontráis cansados, molestos, con sensaciones que pueden ir desde la tristeza hasta la ira, un conjunto de emociones y pensamientos que en conjunto podríamos calificar como negativos y sombríos.

Todos podemos atravesar fases como la que acabo de describir pero cuando este tipo de procesos ocurren de forma repentina, obedecen a algo externo a nosotros, es algo que no es nuestro. Acabamos de ser “contaminados” por una energía negativa o bien se nos ha succionado la energía dejándonos exhaustos, en lo que esotéricamente se conoce como “baja vibración”.

Hace ya un tiempo tocamos este tema en el post Los gafes y cómo protegernos de ellos. Dimos algunos pequeños remedios para despejar y limpiar nuestro campo energético ante energías nocivas.

Por otro lado, existe otra amenaza que no por ser invisible es menos real. Se trata de energías que no están en este plano físico por lo que no lo tenemos tan fácil. Estas energías pertenecen a entidades, no siempre benéficas, que están cercanas a nosotros y pueden afectarnos en distinto grado. Es de estas energías y cómo protegernos de ellas sobre lo que vamos a hablar en el post de hoy.

Existen técnicas de protección energética que las personas que nos dedicamos a la brujería debemos conocer si no queremos salir mal parados. Si además te dedicas a la brujería del cerco, es decir, viajas a otras dimensiones, con más razón. Si bien aquí esbozamos ideas, nada mejor que la práctica y llevarte algún susto que otro para aprender qué es lo que debes hacer y lo que no.



Cuando vamos a iniciar el viaje chamánico o simplemente vamos a trabajar el Oficio, has de protegerte. Igualmente si vamos a un lugar donde no hemos estado previamente. Todas las casas y edificios tienen habitantes invisibles relacionados con el lugar. Pueden ser seres benéficos, en cuyo caso notaremos una agradable sensación de bienestar al estar en ese lugar y experimentaremos sentimientos y pensamientos elevados o puede ser todo lo contrario. Como a priori no lo sabemos, a no ser que ya hayas desarrollado un sexto sentido y tengas algunas pistas, es necesario tomar medidas de precaución y protegernos.  

Para ello vamos a construirnos un escudo energético. Este escudo de protección se construye mediante la visualización y la disciplina. (Haré un breve apunte diciendo que la visualización es un ejercicio esotérico que complementa ciertas actividades de la brujería del cerco, pero que en este tipo de brujería no nos basamos en la visualización). Entraremos en un estado tranquilo, bien respirando tres veces profundamente o bien cada uno con la técnica que mejor le facilite una relajación más profunda. Visualizaremos algo que nos eleve la vibración, que nos guste y nos haga sentir bien.

Una vez estemos relajados, hemos de tener claro para qué vamos a construir nuestro escudo. Podemos construirlo antes de salir a la calle o siempre que sintamos que podemos estar en peligro. Así que una vez decidido para qué quieres tu escudo, imaginas una burbuja de un color protector. Igualmente podéis visualizar que os construís una armadura ceñida al cuerpo. Cada uno ha de elegir con cuál de estos dos escudos va a utilizar. La burbuja o círculo te permite crear un espacio de protección entre tú y el medio o bien puedes construirte un escudo a modo de armadura, pegado a tu cuerpo. El círculo es una de las formas geométricas más protectoras que existen. Para hacer tu escudo, enfoca bien la atención en la figura que quieres crear y lleva hasta allí toda la energía. Con el tiempo te será cada vez más fácil crearlo incluso en medio de situaciones de estrés o rodeado de gente. Es solo cuestión de entrenamiento.

Una vez que tengas creado tu escudo, puedes reforzarlo con tres figuras geométricas dependiendo de la necesidad:

Existen dos escudos protectores: el escudo de absorción, que es un escudo con forma de burbuja y el escudo espejo, como una armadura o segunda piel.

Escudo de absorción: absorbe todas las energías que entran en contacto con él. Cuantas más energías traten de entrar, más poderoso se vuelve. Este escudo puede cargarse con demasiada energía por lo que deberemos bajar su intensidad cuando ya haya pasado el peligro.

Escudo espejo: refleja todas las energías que le tocan. La energía, una vez choca con el escudo, sale disparada hacia cualquier dirección y puede golpear a otras personas. Igualmente, deberemos ser cuidadosos y programar bien, mediante la intención, qué queremos hacer con esa energía. Este escudo nos brinda una poderosa protección.  

Es bueno verbalizar la intención por lo que podéis emplear palabras que os ayuden a concretar la funcionalidad del escudo. Frases como “esta luz repele todas las energías negativas que tratan de programar mi mente”. O “esta luz estará conmigo desde ahora mismo en adelante”. Recordad que existen muchos seres al otro lado que viven de nuestra energía, auténticos depredadores y vampiros energéticos que tratan de programar nuestra mente. En casos muy graves pueden inducir a hechos delictivos.

La pesadilla. Johann Heinrich Füssli (1781)


Igualmente, podemos ayudarnos con alguna forma geométrica para reforzar:

El pentagrama. Traza un pentagrama sobre la burbuja o sobre la armadura. Para ello dirige la energía trazándolo con tu mente sobre él. Si te cuesta al principio, puedes ayudarte de la vara mágica. La vara nos ayuda a dirigir la energía al lugar que deseamos. Asimismo, nos permite dibujar las formas que necesitamos. El pentagrama en magia es utilizado para cerrar puertas. Solo permiten que entre una cierta cantidad de energía y que esta circule en una sola dirección.

El triángulo se utiliza para atar y contener energía.

El hexagrama: volver tu escudo impenetrable.

Una vez el peligro ha pasado, puedes “bajar” la energía o destruirlo. Para ello, igualmente, utilizaremos la intención y visualizaremos como el escudo desaparece. Recordad siempre que la energía sigue el pensamiento.

Libro recomendado:
"Autodefensa psíquica", Dion Fortune. 


11 comentarios:

  1. Cómo puedo adquirir el libro de "Autodefensa psíquica"

    ResponderEliminar
  2. Gracias Marta por este artículo. En muchas ocasiones me he sentido como dices debilitada por energías externas que no controlo y que en algunas ocasiones no puedo desviar y me afectan de lleno. ¿El ejercicio de creación de escudo se puede hacer a diario antes de salir de casa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, y también cuando regreses a casa si te topas con un árbol puedes pedirle de favor que regrese esa energía a la tierra :)

      Eliminar
  3. Me irá muy bien, tenia una base sobre ello pero has ampliado el conocimiento que tenia. Muchas gracias por el artículo, Marta.

    ResponderEliminar
  4. Yo la burbuja la visualizo de color rosado en la que todas las energías negativas chocan y desaparecen, a fín de que hagan daño a otras personas, que estén cerca al ser rebotadas.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Marta! Quieras que no, el hecho de pensar en que seres de luz y seres oscuros bailan a nuestro alrededor me hace ver la vida como algo más hermoso y complejo y por qué no, aventurero y divertido. Que numca falte la magia en nuestras vidas.
    Es curioso, cuando yo visualizo mi escudo de luz (suelo hacerlo antes de dormir) siempre es naranja fuego, aunque lo intente visualizar blanco o plateado!

    ResponderEliminar
  6. Gracias Marta :) Más necesarias de lo que parecen, estas protecciones

    ResponderEliminar
  7. Hola Martha gracias por tu información me he sentido así muchas veces en especial cuando hago un viaje astral o sueños lúcidos me puede durar asta semanas voy a intentar esta manera

    ResponderEliminar