domingo, 29 de mayo de 2016

Descubierta una sorprendente capacidad de los cuervos


Según un reciente estudio sobre el comportamiento de los cuervos, se demuestra que estas aves poseen lo que la ciencia ortodoxa llama “Teoría de la mente”, es decir, una capacidad innata de entender lo que otros seres vivos tienen en mente, así como de interpretar pensamientos e intenciones a otros.

El cuervo, ave negra que acompaña siempre a las brujas, mensajero del inframundo, ser cambiante, símbolo de iniciación y animal protector de las brujas. Ave inteligentísima acompañante del séquito de Hécate y de otras Damas de la noche. Los brujos siempre hemos sido asistidos por determinados animales que podríamos llamar afines. Hace un tiempo escribimos un post sobre los mágicos cuervos: Los cuervos, animales de buen augurio.

En brujería se trabaja con un animal familiar recurriendo a una determinada especie debido a su fuerza y habilidades. Un familiar también puede actuar como un guía del inframundo y actuar como asistente en la curación y en la magia.

El término familiar también se aplica en ocasiones a los animales que acompañan habitualmente a una bruja: un gato, un cuervo, un perro, etc.

El cuervo es sabio y enseña de forma particular intrincados sistemas mágicos. Se dice que si un cuervo te ronda o que donde vayas te reciben cuervos podría significar que tienes el potencial de ser un gran brujo. Se dice también que suelen aparecerse a personas que ya llevan tiempo practicando el Arte y que han hecho importantes progresos en el Oficio. Quizá porque la conciencia del brujo ha de trabajar mucho para elevarse y estar a la altura de decodificar su misterioso lenguaje.


Siempre han sabido hablar un lenguaje espiritual que a los brujos nos ha permitido discernir, descubrir y hacer brujería a ciertos niveles.

Como es Arriba, es Abajo. Este principio hermético es una llave, una puerta a ese conocimiento oculto que subyace detrás de todo lo visible. La Ley no escrita pero que habla y se manifiesta a través de todas sus criaturas. Los cuervos esconden la comida, pero esconden y conocen secretos e intenciones de otras personas que son transmitidas al brujo a través del lenguaje secreto del mundo.

Nuevos descubrimientos, publicados en la revista NatureCommunications, demuestran el grado de sofisticación que poseen los cuervos.

Digamos que la característica principal de la cognición humana es la teoría de la mente, a la cual nos acabamos de referir. El ser humano aprende el lenguaje, construye instituciones políticas, desarrolla las artes y la cultura. Muchos filósofos y biólogos consideran que nuestra habilidad de ver las cosas a través de los ojos de otras personas es lo que nos hace humanos.

Los cuervos comen casi cualquier cosa aunque especialmente carne. Cuando un grupo de cuervos ve una carroña y han comido hasta saciarse, guardan algunos trozos en sus buches y después se marchan a enterrar los trozos en lugares ocultos para su ingesta posterior. Es un juego de competición como el conocido juego del escondite donde se espían entre ellos para ver donde los demás entierran la comida y luego birlársela.

Además utilizan todo tipo de estrategias para alejar a sus competidores: por ejemplo, enterrar la caza tan rápido como les sea posible, enterrarla detrás de algún tipo de barrera u obstáculo para no ser vistos y después evitar el lugar de enterramiento para no llamar la atención a los otros sobre el lugar donde han enterrado su preciado tesoro. En otras ocasiones, disimulan pretendiendo hacer un hoyo para que los demás los vean pero sin embargo guardan la comida en su buche esperando encontrar un lugar más seguro para enterrarlo.

Podéis leer el estudio con detenimiento en este link…

Este equipo de científicos llega a la conclusión de que los cuervos comparten la capacidad humana del pensamiento abstracto sobre otras mentes, siendo capaces de adaptar su comportamiento mediante la asignación de sus propias percepciones a los demás.


La civilización occidental cortó hace ya muchos siglos su conexión sagrada con la Madre Tierra, con la Diosa y todos los seres que la habitan. Es triste que los científicos lleguen a las mismas conclusiones que llegaron nuestros ancestros sin tener que recurrir a los fríos y desangelados experimentos científicos. Pero me he querido hacer eco de como la ciencia ortodoxa, al final, llega a la misma verdad. Y es que el saber popular siempre esconde un conocimiento oculto que apela a nuestra alma y la conecta con el alma del mundo despertando una dimensión silenciosa y llena de conocimiento inimaginable.  



12 comentarios:

  1. veo cuervos constantemente, en los paseos que doy por el monte, siepre veo alguno rondando cerca de mi. En el lugar que veraneo siempre hay siete cornejas en el mismo arbol como saludandonos..es una zona cercana al mar, en una ocasion un amigo por distraerse dibujo con el pie un gran corazon en la arena. Al rato estabamos tumbados en la toalla y los siete cuervos bajaron al unisono y se posaron dentro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bonita anécdota, Roberto.
      Son inteligentísimos y conectan especialmente con algunas personas. Algo quisieron decirte y como siempre digo, las respuestas habitan en nuestro interior. Gracias por compartir tu experiencia.

      Eliminar
  2. Me a parecido super curioso Marta! Cada vez mas me voy encontrando con mas verdades. La iglesia a estado ocultando todo el poder de la madre tierra con miedo y ignorancia a las personas durante siglos. Suerte que hoy en dia se desmientan tantas cosas. Aunque a mi siempre me ha parecido estupido lo de que los cuervos dan mala suerte.
    Marta tengo otra pegunta jaja: Que son para ti hekate, la dama , cernunnos etc... Esque creo recordar que dijiste en un post que no creias en dioses. Entonces que son para ti? Espiritus? Energia?
    Gracias por todo y un abrado enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Iglesia ha hecho una labor que ya dura siglos para ocultar el hecho de que los seres humanos tenemos un gran poder mágico y que si lo potenciamos con la Magia de la Tierra somos muy poderosos. No les interesa que sepamos esto.

      Hécate y el Astado son para mí una fuerza, espíritus que me ayudan. No me gusta llamarlos dioses por la connotación negativa que esta palabra tiene en nuestra historia humana. Los dioses siempre nos han arrastrado a las guerras y a los sacrificios de todo tipo. Creo que aquellos que se hicieron llamar dioses son en realidad otra cosa, unos seres que llevan oprimiendo al planeta durante siglos. Son seres de otras civilizaciones que no albergan ninguna buena intención hacia nosotros. Imagínate que manipulación con nosotros puede hacer una civilización que nos lleva una ventaja de un millón de años en la evolución…

      Las fuerzas con las que yo trabajo son seres espirituales, poderes asociados a la misma Tierra. Son aliados y no piden sacrificio ni reverencia. Yo les respeto y les tengo un gran amor. Son mi fuerza y yo para ellos también soy una aliada. Son númenes, poderes mágicos que existen desde que nació este planeta.

      Gracias por tu aportación.

      Eliminar
    2. Es decir los dioses de la antiguedad por ejemplo Ishtar podrian aver sido perfectamente seres de otro planeta? Que tema mas complejo...

      Eliminar
  3. Me fascinan los cuervos, son magestuosos y el misterio mismo. Son tan listos que hay que ligarselos o conquistarlos jeje si se acercan a ti sera por una buena razón, pero una razón de mucho peso, no es como hacer que un periquito coma de tu mano. Me encantan. Además otro dato gracioso es que son monógamos. Que tiernos :)

    ResponderEliminar
  4. Hace tiempo que di con este maravilloso blog por "casualidad", y este es mi primer comentario.
    Estoy acostumbrado a convivir con muchos cuervos en el pueblo de mi padre, y siempre me resultó curioso ver la capacidad que tienen para imitar a otras aves. Además aquí los paisanos hace años le hacían un cortecillo en la lengua, y estos tienen la capacidad de hablar.
    Pero la cosa es que hace muchos años, estando en un piso en plena ciudad,apareció un cuervo y estuvo posado en la ventana mirando para dentro durante bastante tiempo,y no se iba de allí incluso siendo ya de noche.
    Yo era pequeño, y los adultos que allí estaban lo relacionaron con "mala suerte, pero me gustaría saber que tipo de mensajes nos podría estar transmitiendo.
    Saludos desde Galicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y por animarte a escribir, me alegra que lo hagas. Muy interesante tu aportación.
      Los cuervos y otros córvidos como las urracas son increíblemente inteligentes.
      Es extraordinario que un cuervo entre a la ciudad y se pose en una ventana. Lo que te diría es que en esa casa había alguien que es brujo. Ciertos animales lo saben. Quizá os mostraba el camino de la hechicería u os avisaba de algún peligro. Quizá también os confirmaba algo... El brujo, con la práctica, aprende a entender los mensajes de los animales. Si indagas en tu interior, seguro que obtienes la respuesta adecuada. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Muchas gracias por la respuesta Marta. Con las urracas si tengo una anécdota que me ha sido fácil interpretar, y fue un grupo numeroso de ellas muy alborotadas en el tejado de una casa. Yo creía que estarían pegandose un festin alimentandose con algo, cuando al día siguiente caí en la cuenta del mensaje, al fallecer la señora de la casa que llevaba tiempo enferma.
    Otro abrazo, saludos.

    ResponderEliminar
  6. De pequeña vivia en un pueblo en Asturias, mis padres tenian un cuervo que hablaba, si, como los loros, nos llamaba pir el nombre , repetia lo que oia , volaba y volvia otra vez, una de las veces que fue a volar alguien le metio un tiro y lo mato. Se llamaba Paco y lo recuerdo perfectamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María. Los cuervos son aves muy inteligentes, de hecho, además de los loros, son los únicos que pueden aprender a hablar. Las urracas, enseñadas desde que son polluelos, también hablan. Todos los córvidos. Lamentable que siempre haya algún mal nacido que aparece en escena para matar a un pobre animal. Gracias por la anécdota!

      Eliminar
  7. Esta ave me llama mucho la atenciòn,me gustarìa tener un cuervo*

    ResponderEliminar