jueves, 17 de enero de 2013

Los Familiares de las Brujas



Así como los chamanes trabajan con espíritus tótem y espíritus guías, los brujos trabajamos con nuestros espíritus familiares, normalmente animales, pero no necesariamente éste habría de ser un animal. Un familiar es una criatura que respalda a una bruja no solo en sus trabajos mágicos sino en su vida cotidiana. Le transmite mensajes a través de la naturaleza en forma de curiosas sincronías. La respalda y aconseja, le indica en ocasiones el camino a seguir y la protege en el astral. Nos ayuda, en definitiva, con nuestro Arte. Un familiar puede ser físico (un animal) o no físico (un ancestro o un guía espiritual).

Hay animales que llegan a tu vida de forma causal, no casual. Suelen ser animales llamados psicopómpicos. Con esta palabra me refiero a animales capaces de conducir el alma a través de otras dimensiones. Esta palabra viene del griego y significa “el que guía”. Los animales con esta capacidad suelen ser gatos, cuervos, urracas, búhos, cabras, lobos, etc. Existe un lazo energético entre la bruja y su familiar, forjado por el amor y la confianza mutuas.

De los cientos de juicios por brujería que se llevaron a cabo en Gran Bretaña entre los siglos XVI y XVII, un significativo número de confesiones detallaron encuentros con algún tipo de espíritu. Cuando una lee los archivos de tantos procesos brujeriles, aprende a discernir donde está la mente enfermiza del inquisidor de turno de los testimonios de brujos y brujas que hablan de ciertas cuestiones que no podían ser fruto de la imaginación de los jueces de la inquisición sino que obedecían a profundos sustratos del folklore de la región. Son esos testimonios los que convierten el trabajo de investigación en un viaje fascinante.


Pues bien, aquellos hombres y mujeres hablaban de los espíritus familiares. En el contexto histórico y cultural tenemos que tener en cuenta que la mayoría de la gente, fuesen ricos o pobres, con cultura o sin ella, creían en la existencia de un incontable número de seres invisibles. Por algo sería. La gente común poseía entonces un repertorio amplísimo de hechizos y rituales con los cuales practicaban magia sencilla para su vida cotidiana pero había muchas veces que necesitaban un tipo de magia más sofisticada y era en esos momentos cuando recurrían a personas que practicaban el Arte o tenían algún conocimiento más avanzado sobre magia. Entre ellos encontramos al Cunning Folk, a los brujos, magos, nigromantes, cantadores, echadores de cartas, etc.

En ese caldo de cultivo, profundamente arraigado en el conocimiento popular, surgen testimonios de unos seres, animales y no animales que ayudan a los que realizan trabajos mágicos y que al mismo tiempo le dan información sobre el futuro y el pasado de una forma que a los antropólogos e historiadores se les escapa. Es riquísimo el folklore sobre este tema.
En los juicios por brujería de Chelmsford, en el Reino Unido (1.612), los espíritus familiares aparecieron en frente de la persona de su elección. Un espíritu llamado “Ball” se aparecía ante Elizabeth Device en forma de perro marrón y en ocasiones se le aparecía de esta guisa a su hijo, James Device.

Seguiremos hablando de este interesante y profundo tema de los familiares de las brujas. 

7 comentarios:

  1. Que curioso. Leyéndolo no he dejado de pensar en mi gata, ella me eligio un fin de semana con una tormenta que pocas veces he visto. La miraba y detrás de sus ojos gatunos me miraba un ser muy especial. Nunca he tenido una conexión semejante con ninguna persona o ser viviente. Durante años no he querido tener ningún gato más porque sentía que la traicionaba. Desde que murió, me dejó muy perdida y parece una bobada, pero me he sentido siempre sin ella mucho más débil, miedosa y confusa. (Estoy esperando impaciente hacer el hechizo del espejo para remediar esta situación je,je). De vez en cuando me visita en sueños y me deja que de nuevo la toque, achuche y me vuelva a mirar con aquellos ojos que transmitían tanto.
    Sí, he aprovechado para rendirle un pequeño homenaje, pero es que ella lo merece.

    Un abrazo Marta, y gracias por todo aquello que nos transmites.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué es el hechizo espejo?? Necesito aprender de esto de la Wicca!!

      Eliminar
  2. Muy buen artículo hermana, te felicito por el y por todo tu blog, ya que nos ayuda muchísimo a aprender bien los conceptos de este tipo de brujería, que no sé si se le puede llamar una Tradición Pagana en sí misma o no, me gustaría que me lo confirmaras, si la brujería del Cerco la consideráis parte de una Tradición Pagana, si hay Sacerdotisas, iniciaciones con las mismas o son auto-iniciaciones, porque yo al encontrar y leer tu blog, muchas cosas las recuerdo que yo las hacía en otra vida o en otras vidas, pero como recuerdo varias no sé si fuí en una de ellas bruja del Cerco o mezclaba formas de brujería. Gracias por tu gran labor, la cual nunca dejes de hacer porque ayuda a mucha gente, abrazos de luz )O(

    ResponderEliminar
  3. Un post muy muy interesante, eso de que los animales nos elígen a nosotros. Yo nunca he querído tener perras, por si quedaban en estado y luego me daría pena deshacerme de la camada. He tenido y tengo perros y gatos durante toda mi vida. Sin embargo, un día, apreció una cachorrita abandonada y al mirarme a los ojos no me pude negar a darle cobijo. Es muy lista, mucho más que todos los perros que he tenido en mi vida.

    Un abrazo grande,
    Eva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Eva,
      Interesante lo que cuentas. ¿Sabes? Conozco y sé de personas que les ha pasado algo parecido. Un animalito las encuentra a ellas y normalmente ese animal tiene características diferentes a otros animales, mucha más inteligencia y sensibilidad. Establecen un vínculo muy claro con la persona que les acoge y les da cuidados y amor. Por ahí van los tiros. La vida es mágica, solo que nos han dicho desde pequeños que la Magia no existe, pero ya lo creo que existe!
      Gracias por compartir tu experiencia.
      Un abrazo y feliz día!

      Eliminar
  4. Hola!! Qué tal! Les quería contar que un día en la mañana hablaba con mi hijo de 6 años acerca de lo mucho que quería un gato, le dije que lo imagináramos, de color naranja, y le dije ya lo deseamos, lo vamos a encontrar. Lo que no me imagine es que a las 6 de la tarde, apareció un gato de unos 6 meses en la puerta de mi casa y no se fue nunca más...no sé si nos eligió o lo llamamos, lo que sí sé es que desde ese día tenemos un nuevo amigo!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Marta... aqui una alumna más... un abrazo...

    ResponderEliminar