sábado, 21 de septiembre de 2013

Cómo invocar a Hécate


Cuando vamos a invocar a ciertas fuerzas o númenes hemos de advertir previamente a los no iniciados que lo hagan con suma cautela y, desde luego, con conocimientos previos y avanzados. Si no los tienes, te sugiero que simplemente busques una foto de Hécate, la coloques en tu mesa de trabajo y a la luz de las velas trates de averiguar qué percibes y si esa fuerza es afín a ti. 

En las religiones conocidas sus dioses obedecen unas pautas comunes, un comportamiento, llamémosle así, civilizado. Digamos que las fuerzas a las que invocan los seguidores de las religiones masivas de este planeta son entidades que sirven un esquema básico de dar-recibir y son además entidades dedicadas a determinados tipos de cuestiones muy mundanas. Así en el catolicismo encontramos santos y vírgenes que nos ayudan a conseguir ciertos atributos y bienes: San Pancracio, santo de la fortuna y de los juegos de azar, San Judas Tadeo, patrono de las causas difíciles o desesperantes, etc. Estas entidades aparecen portando ropas y objetos comunes de la vida cotidiana. Así en su mano pueden llevar corderos, báculos, pan, herramientas y aparecen rodeados de animales, fuentes, etc.

Pero la brujería no es una religión no solo por las razones que ya se explicaron en este blog sino porque no obedece a un sistema de creencias fijo y determinado, más bien todo lo contrario. Es un mundo anárquico donde no encontramos definidas las formas. Como ya expliqué en este blog, yo no invoco a dioses, no les ofrendo nada y menos les hago ningún sacrificio. Contacto con unas fuerzas o númenes primigenios que poco o nada tienen que ver con ninguna iconografía, sea ésta del sistema de creencias que sea.

Como sabiamente dice José Luis Cardero: Estamos frente a un ámbito en el cual no suelen servir los patrones morales con los que habitualmente se gobiernan los seres integrados en sistemas culturales. Lo Sagrado y lo Numinoso no reconocen casi nunca los esquemas y condiciones establecidos en las cosmovisiones humanas.

Algo de eso han querido expresar quienes intentaron en su tiempo representar el aspecto de Hécate. La diosa muestra tres caras que, o bien pueden aparecer juntas formando parte de la misma cabeza, o destacar sobre tres cabezas exentas que forman parte de un mismo cuerpo. En el caso de que sea representada con tres cabezas, cada una de ellas puede disponerse sobre un cuerpo propio pero, incluso entonces, esos cuerpos aparecerán siempre estrechamente unidos, como formando una única entidad, aunque indicando el aspecto polimorfo y multifuncional de la deidad así representada. Desde sus altares, Hécate contempla la totalidad del mundo y señala las características representativas de los espacios-frontera sobre los cuales gobierna de forma inapelable […] Ejércitos de muertos y viajes al otro mundo”. José Luis Cardero López.


Por eso insisto en que el acercamiento a ciertas fuerzas ha de ser realizado por personas que ya os manejéis en el Arte. Estas fuerzas abren puertas y resquebrajan el velo entre las dimensiones, por esa razón ha de hacerse por personas con experiencia, brujos, chamanes y otras personas con capacidades psicopómpicas.

Con Hécate trabajamos siempre con llaves. Son precisamente esas llaves las que abren las Puertas entre el mundo invisible y el mundo tangible. Trabajamos con su imagen o sin ella (aunque recomiendo que, sobre todo al principio, sí tengáis una imagen delante que os ayude a enfocar vuestra energía).

Es imposible resumir aquí todos los atributos y simbología de Hécate así que nos enfocaremos en uno de sus atributos, a mi parecer, más importantes y es el de Kleidouchos. Esta palabra griega significa la que porta las llaves. Encontramos una de las primeras referencias a esta capacidad en los Himnos Órficos y otros cantos más antiguos incluso, topándonos con una de las claves para entender qué simboliza esta fuerza primordial.

La que porta las llaves es la que custodia un espacio, en este caso, ya lo dijimos, guarda los espacios de frontera o lugares liminales, no solo como iluminadora o como la que guía a los que viajan de un lugar a otro, que ya veremos que también, sino en este caso como la que custodia un espacio sagrado y lo protege. Así nos encontramos con una de las capacidades de Hécate menos conocidas: la protectora. Por esta razón encontraremos su simbología y otras representaciones en las puertas de los hogares, las llaves que guardan la casa. Y nos encontraremos con Hécate a un nivel más profundo: la que abre la puerta al conocimiento, a los misterios y el viaje del espíritu.


Por esa razón he insistido tanto a la hora de escribir este post: Hécate abre lo que antes estaba cerrado. Sea nuestra psique o sean puertas hacia otras dimensiones. Quien no tenga experiencia, que no la invoque. Insisto.

Aquí os dejo un ejemplo de canto ritual para llamarla. En Internet encontraréis bastantes pero os dejo como muestra uno de los cantos órficos de invocación:

Celebro a Hécate, Protectora de caminos y encrucijadas,
Agradable, celeste, ctónica y marina,
De azafranado peplo, sepulcral,
Que entra en frenesí junto con las almas de los muertos,
Hija de Perses, amante de las soledades, que se regocija con los ciervos,
Nocturna, protectora de los perros, reina irresistible,
Acompañada de ruidos de animales,
Desceñida, de aspecto irresistible, Diosa de los toros,
 Señora poseedora de las llaves de todo el mundo,
Guía, ninfa, nutricia de jóvenes, que vive en los montes;
Suplicando a la doncella que se haga presente en las sagradas iniciaciones,
siempre propicia para el pastor de bueyes y con ánimo grato”. 
Himnos Órficos


10 comentarios:

  1. Excelente Post , como siempre :) ¿ Que puedes decirnos de Kernunnos ? ¿ Has trabajado con su energia ? Gracias

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Un excelente post como siempre... tus palabras me llenan y estoy aprendiendo mucho contigo. Por el momento no voy a invocar a Hécate pues no tengo mucha experiencia para hacerlo y me da miedo que pudiera haber consecuencias, pero espero poder aprender mas y que al final si pueda invocarla.
    Muchas gracias Marta.

    ResponderEliminar
  4. Qué interesante todo lo que cuentas. Hécate me suscita un tremendo respeto. Creo que de un tiempo a esta parte la siento conmigo, te explicaré por qué, hace ya tiempo que sin saber nada de ella la busque, en mi ordenador su imagen ha estado constantemente bajo la forma de la diosa de tres caras, y yo sin saber quien era, buscaba imágenes y me quedé con ella. No la invocaré porque no me siento preparada para ello, pero, siento que me acompaña porque su imagen suele aparecer cerca de donde estoy.
    Sobre las llaves, curiosamente ultimamente digo que parezco un sereno, ya que voy cargada de ellas, y no sé por qué será, pero esas llaves tambien me hacen sentir un peso excesivo, todas ellas representan una preocupación y una estancia de la que por circunstancias es mi responsabilidad. Algunas veces me siento cansada de llevarlas, pero son algo que tambien me dan tranquilidad porque me permiten entrar en los diferentes ámbitos de mi vida.
    Por cierto también he buscado mi arbol de la vida, ya lo tengo.
    Una pregunta, acabo de empezar un negocio como orientadora y masajista terapéutica, ¿me podrias dar algún consejo para que en estos tiempos que nos toca vivir, pueda salir adelante?
    Muchas gracias, y un abrazo enorme, leerte siempre me hace sentir bien. Besos :D

    ResponderEliminar
  5. Perfecto post para los más experimentados, pero a resultado ser bastante interesante.

    ResponderEliminar
  6. Hola Marta me preguntaba si hibas a poner algun hechizo.
    Gracias por tu tiempo
    P.D: mr rncanta tu blog ya tienes una fan :P

    ResponderEliminar
  7. Hola Marta, tengo una sencilla duda

    ¿En Brujería del Cerco se contempla a Hécate como Reina de Elphame?

    Gracias de antemano

    ResponderEliminar
  8. Sí es la Reina del Elphame. Hécate es una de las facetas de la Vieja Dama y de sus labores. La Dama puede tener un aspecto joven que se asocia a la primavera o un aspecto anciano que se asocia al otoño.

    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. He soñado con Hécate. En el sueño me hablaba como si fuese un igual, no sé qué significa, nunca había soñado con esa diosa. Lo más extraño es que la invocaban gatos, gatos que he tenido que ahora están muertos. Sólo recuerdo una frase que se me ha quedado "Yo te ayudaré a vencer a tus enemigos". ¿Qué significado puede tener este sueño?

    ResponderEliminar
  10. excelente post los felicito, les comento un pequeño detalle, el horario de ella es de 19 hs hasta las 7 am siempre y cuando sea todo de noche no debe darle la luz del sol, y no nombrarla de día !!! bendiciones a todos que la diosa este con ustedes

    ResponderEliminar