sábado, 28 de septiembre de 2013

Trabajos Mágicos para el Domingo


Con este post de hoy cerramos la serie que hemos escrito durante este año sobre la relación entre los días de la semana y los distintos trabajos mágicos a realizar. Si bien siempre hemos de tener en cuenta las poderosas influencias de los astros para realizar brujería, siempre diré que la magia surge por la necesidad y que en la mayoría de las ocasiones os encontraréis que no podéis permitiros el lujo de esperar hasta la siguiente luna menguante para neutralizar un trabajo de magia negra, por poner un ejemplo, y que necesitáis hacerlo cuanto antes. El Cuarto Menguante lo potenciará, pero... Por eso es necesario saber qué tipo de energías se mueven los diferentes días… Quizá no pueda esperar a la siguiente luna menguante, pero sí a un domingo o a un jueves para realizar tan potente trabajo.

He puesto este ejemplo porque precisamente el post de hoy trata de este asunto… ¿Qué trabajos realizaremos los domingos? Pues esto es lo que analizaremos hoy detenidamente.

Los domingos son el “Día del Sol”. En inglés, Sunday o en alemán Sonntag, aunque nuestra palabra castellana proviene del latín, Dominus, que significa “Día de Dios”, pero como nosotros no somos cristianos, tomaré de referencia el origen germánico del nombre porque nos da la clave para todos los asuntos a realizar ese día. El Sol es la estrella más cercana que tenemos. Quizá suene a tópico decir que sin su energía la vida en este planeta no sería posible, pero no por ser lugar común podemos desdeñar lo simbólico de esta afirmación. Y es que si los planetas del sistema solar, y otros astros, tienen influencia en nuestro día a día, ¿qué no tendrá el Sol?

El Sol es simbolizado como una fuerza poderosa, como un Rey o un Dios. Es seguro que los Antiguos sabían mucho más de lo que nosotros sabemos ahora pues le otorgaron esta categoría a un astro que nos ayuda a realizar brujería que tiene que ver con el éxito, la fortuna, el reconocimiento y el triunfo personal. El Sol es el elemento Fuego, la energía de la acción, la energía que activa la fuerza interior, la confianza ya que se trata del Fuego esotérico que nos calienta, nos reconforta y nos asegura el éxito. Pero sobre todo es el elemento que nos permite transmutar, es decir, cambiar el estado de una cosa a otro. Y es ahí donde radica la esencia de los trabajos a realizar los domingos, en su fuerza exorcística.


La capacidad del Fuego de destruir todo lo que no sirve, lo nocivo y lo dañino, reduciéndolo a cenizas. Las formas más poderosas de brujería hacen uso de este elemento porque es utilizado para destruir aunque también para atraer. Quemar algo en el elemento Fuego supone que estás dejando espacio para que entre en tu vida todo aquello que deseas obtener. Una vez quemado lo viejo y lo nocivo, estaremos dejando un espacio sagrado para que crezca y se desarrolle algo nuevo.

Los domingos quemaremos en nuestro caldero todo aquello que no necesitamos, que no deseamos o que trata de atacarnos y hacernos daño. Es el mejor día de la semana para romper trabajos de magia negra, mal de ojo y otras intentonas de hacer daño y por lo tanto, para doblegar al enemigo. Encenderemos una vela blanca, color neutral que nos conecta directamente con la energía solar esotérica, y haremos afirmaciones donde ya damos por hecho lo que deseamos conseguir: salud, fortuna, riqueza, consecución exitosa de proyectos, confianza, poder, protección, espiritualidad y fuerza. Es un día muy, muy poderoso.

Las plantas que utilizaremos los domingos son Hipérico, Angélica, Muérdago, Canela, Heliotropo, Serbal, Camomila, Girasol, Pimienta de Jamaica, Azafrán, Olíbano, Hidrastis o Sello de Oro y Margarita.

* Disculpad que no postee con la frecuencia que quisiera. Un catarro muy fuerte es el culpable. 


6 comentarios:

  1. Hola Marta, ya somos dos. Me puse a trasplantar ruibarbos y cogí frío.
    Supongo que sabrás remedios caseros, a mí me va muy bien mezclar la miel con zumo de limón y una cucharada de aceite de oliva; por la noche pongo en la mesita una cebolla picada. Por lo menos ayuda a respirar.
    Y como soy muy bruta porque no quiero químicos, el limón tal cual es el mejor antibiótico.
    También tomo hierbas suecas.
    Espero que te mejores porque estar así es un engorro.
    Abrazo y que pases buen día..

    ResponderEliminar
  2. Gracias Marta, como siempre de gran utilidad.Poco a poco tus aportaciones nos enriquecen más.Cierto que te encontramos a faltar,pero a la vez agradecidos por tus aportaciones.Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Espero que te vayas encontrando mejor de tu catarro. Deseo que así sea.
    Yo no he notado tanto la distancia entre tus entradas, seguro que es porque ahora mismo estoy muy centrada en un familiar cercano que esta enfermo. Deseo que se cure pronto y tengo muy puesta mi energía en él.
    Me parece que al renombrar cosas o en este caso días, hemos perdido mucha información de su procedencia. Realmente el cristianismo nos ha robado los tiempos transformando su significado. Hay que recuperar esos conocimientos que nos relacionan con nuestra verdadera naturaleza. Los días, estaciones y meses cambiados, parece algo no muy importante, pero así nos cambian nuestro tiempo, nuestros ritmos y nos desequilbran.bastante haciéndonos despistados y fáciles de manejar. Vamos, queahora veo el domingo con otros ojos.
    Que tengas un buen día y mejores de tu constipado. Un abrazo Marta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana,

      Sí, muchas gracias. Ya me he recuperado! Nada como tomar echinaccea e infusiones de sauco y tomarte la vida con más calma, desde luego.

      Siento mucho oír que tienes un familiar enfermo. Seguro que le tienes "cubierto" energéticamente :) Trabaja mucho con velas y lo que tú creas que debes hacer y sea lo que sea que tenga, mejorará o le aliviará caso de que sea algo grave.

      Pues coincido al cien por cien contigo. Nos hacen dóciles y fáciles de manejar desconectándonos del tiempo natural, que es el que marca la Dama, la naturaleza. Curiosamente el gobierno, por llamarlo de alguna manera, ha propuesto en el Congreso cambiar nuestro horario y ahora nos quieren poner el horario británico y el portugués, una sinrazón que obedece, como no, a intereses económicos. Cada vez alejándonos más de lo que es auténtico. Menos mal que los que hacemos brujería navegamos contra corriente y podemos encontrar en ella un oasis en medio del desierto. Al menos yo lo veo así.
      Igualmente para ti, ¡que tengas un feliz fin de semana!

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. HOla Marta, qué hago con las plantas que decís para hacer el exorcismo el domingo, gracias

    ResponderEliminar