domingo, 22 de diciembre de 2013

La Misteriosa Santa Compaña


Hoy comenzamos a hablar de una de las historias más interesantes y ricas en folklore de todo el continente europeo. Las historias y testigos de este prodigio son innumerables. Y, si bien los seguidores de versiones oficiales aseguran que es un fenómeno propio de gentes incultas, la realidad, como es habitual, contradice a este tipo de personajillos que dicen lo que dicen porque no pueden morder la mano que les da de comer. El fenómeno ha sido visto por gentes de todo estrato social y cultural. Sin ir más lejos, el prestigioso psicólogo suizo, Carl Gustav Jung. Contaremos tan interesante encuentro.

Hablamos de la Santa Compaña, heredera de un mito aún más antiguo y fascinante conocido como la Cacería Salvaje. Hoy iniciamos un ciclo de entradas hablando de este tema.

La Santa Compaña recibe muchos nombres y no es un fenómeno exclusivo de tierras gallegas, como hemos dicho al principio de este post: Güestia, Huéspeda, Estadea, Estantigua, Hoste… Hablamos hoy solo de España. Si bien es cierto que los encuentros con estos misteriosos personajes que recorren de noche los bosques y caminos más recónditos se suele dar con más frecuencia en la mitad norte de la península.

Son tantos los testimonios que no cabe pensar que es mito. Yo no lo creo. Conozco personas que tienen toda mi credibilidad que me han contado su encuentro con la Estadea y aquello no es alucinación. Al contrario de lo que se pueda pensar, la gente no alucina con tanta facilidad. Es complicadísimo que se produzca una alucinación. Estas solo se producen en caso de enajenación mental o bajo la influencia de determinadas sustancias... Y aún así.


La "causa dos mortos" no siempre es la misma. Fenómenos como las luminarias y encuentros OVNI son confundidos con la Estadea o Santa Compaña. Pero si hay algo que caracteriza a la misma y que la diferencia de otro tipo de encuentros con el ámbito invisible, no menos real que el nuestro, es su carácter precognitivo. Anuncia muertes.

Todos los testigos dicen haber visto un grupo de seres, una procesión de muertos, vestidos iguales, todos de negro, encapuchados o portando sombreros. Llevan candiles o cirios en las manos. A veces no se distinguen personas sino una vaga niebla o incluso un grupo de luminarias saltarinas que merodean sin aparente rumbo. Un olor intenso a cera quemada se extiende por el lugar y un extraño, repentino y casi sonoro silencio invade las corredoiras. Precediendo tan extraña y portentosa aparición, aunque a veces detrás de ella, un hombre o mujer, conocidos por el testigo, porta una cruz o un cubo con agua bendita, agua bendecida en iglesia cristiana. La Compaña se detiene en la puerta de la casa de algún vecino del pueblo e, indefectiblemente, este vecino fallece a los tres o cuatro días de tan indeseada visita.

En ocasiones, la Compaña ronda un lugar para pedir misas para los difuntos. En muchas, para avisar de una muerte y en otras para reprochar a los vivos faltas cometidas. Pero mucho, muchísimo cuidado si la ves. Si interactuas con ella, puedes morir. Esto no lo digo por decir. Nunca he tenido pelos en la lengua y no me corto al decir que el fenómeno es real y que viví muy de cerca el encuentro de un familiar mío con ella.  Doy fe de que este familiar entabló contacto con la Estadea y al año y medio estaba muerto. Quizá si hubiese permanecido escondido y no hubiese salido a su encuentro, hoy estaría con nosotros. O no. Pero siempre me quedará esa duda. Fue un encuentro alucinante y atípico y quiero relatarlo, con pelos y señales, en el libro que estoy escribiendo.

Yo le advertí a este familiar, pues no se encontró con ella solo una vez, de que no hiciese nada, de que se quedase quieto. No lo hizo. Lo más cauto es echarse a un lado y guardar silencio. Apenas respirar. Y dejar que pase y que se pierda a lo lejos. Entonces corre y aléjate en dirección contraria. Pero nunca, bajo ningún concepto, te hagas el valiente, te pongas delante y menos la desafíes. "Andad de día que la noche es mía". Dicen.


Dos mozos por aquel entonces, que se llamaban Manolo y Ramón, una noche que volvían de mocear, tuvieron una visión en el camino, frente a la puerta de una casa. Vieron a la procesión entrar dentro. 

Mejor dicho, el que la vio fue Manolo y, como Ramón no veía nada, Manolo le dijo: Písame el pie. Ahora no me acuerdo si era el izquierdo o el derecho, y entonces Ramón también la vio. De allí a pocos días murió del carbunco la moza de la casa, que se llamaba María. 

Antes había gente que, al pasar por algunos caminos, sentía la campanilla de la procesión de la Compaña. Entonces sabían que pronto habría un difunto. Y también al pasar cerca de una fuente o de un río, había algunas personas que sentían lamentos, como lloros, y sabían que moriría alguien pronto. Éstas eran las cosas de antes. Ahora todos los caminos están iluminados y, aunque pasen estas cosas, ya no las vemos.

Historias de la Santa Compaña
en aldeas del municipio de Muros
María José Viñas Tobío


Pero hubo un tiempo, hace mucho, muchísimos años, en el que la Santa Compaña volaba por los aires y era guiada por la Perchta, Odín, la Dama Holda, Herodias, Abundia y otras fuerzas paganas, libres, que no estaban sometidas al yugo de la cruz. Esas fuerzas nos recordaban cuales eran las normas, no nos las imponían. Nos decían que no había límites y nos mostraban el camino hacia su mundo.

Seguiremos hablando de las misteriosas procesiones del Solsticio de Invierno.


11 comentarios:

  1. Que bueno Marta que hayas vuelto a publicar nuevamente en estas fechas tan especiales! Verdaderamente soy un muy gran seguidor de tu blog desde hace bastante tiempo! Eh podido ampliar mucho mis conocimientos acerca de varias materias gracias a tu sabiduria. Es la primera vez que respondo un tema tuyo de cierta manera. Prometo comentar mas seguido. Quisiera ver si podrias pasarme un mail para comentarte acerca de varios temas interesantes. Si no te molestaria....

    Saludos desde Buenos Aires, Argentina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Walter,

      Muchas gracias por tus palabras y por seguir mi blog. Me alegra mucho que te guste e interese!

      Por mi encantada si participas con más frecuencia. ¡Ya nos veremos por aquí!
      Mi mail es brujeriadelcerco@gmail.com, si bien apenas puedo responder emails debido al número de ellos que recibo y mi falta de tiempo, pues la mayoría son consultas que, lamentablemente no puedo atender.

      Un abrazo y gracias de nuevo.

      Eliminar
    2. gracias por tu respuesta marta! todos los dias miro tu blog para chusmear las novedades :). Y Estudiar mas y aprender de tus conocimientos. En fin, dentro de poco volveremos a hablar :) Un saludo nuevamente!

      Eliminar
  2. Interesantísimo, y por cierto, no sabía que estabas escribiendo un libro, pero lo compraré cuando lo publiques.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Birken!

      Sí, en realidad estoy terminando un libro de cuentos paganos y recientemente he comenzado a escribir un libro sobre brujería tradicional, enfocado a la brujería del cerco.

      Mil gracias de corazón. Te avisaré cuando vaya a ver la luz. Quizá lo edite yo misma y lo venda en mi propia tienda. Ya sabes, medidas anti crisis ;)

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Interesantisima entrada. Algo de lo que se oye pero no se sabe. Algo que como poco produce muchísimo respeto. No recuerdo quien o donde pero oí que siempreque la veas salgas corriendo en dirección contraria y si no puedes escapar realices en el suelo un circulo mágico mientras pasa y casi no hay ni que respirar.
    Aunque hay algo que se me llama la atención y es, como figuras paganas libres y salvajes toman señales cristiaas para continuar rondando los caminos sobre todo del norte?
    Esos caminos tienen algo para que siguan ssobreviviendo en nuestros días.
    Muchas gracias por tu tiempo sacado para la investigación y por trasmitirnos tus conocimientos, son un gran tesoro..
    Espero que tengas una feliz semana. Recibe un gran abrazo.: D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana,

      Este tema de las cabalgatas nocturnas y todo el folklore asociado a ellas es simplemente fascinante.

      El fenómeno suele evolucionar influenciado por la religión o creencias de una época. Es curioso observar como la Cacería Salvaje se "cristianiza" y los testigos asocian estas apariciones con iconografía cristiana: cruz, agua bendita, etc. Ojalá tuviese yo la respuesta. Pero parece ser que la causa paranormal evoluciona y se adapta al nivel cultural y social de los testigos.

      Felices Fiestas para los dos. Os mandamos un beso y un fuerte abrazo!

      Eliminar
    2. Igualmente, que tengáis felices fiestas. Un besazo y mucha magia!!!

      Eliminar
  4. que curioso fenómeno. esperemos que abundes un poco mas en el tema.por cierto he dejado varios correos en tu dirección, ojala puedas ayudarme. saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola Marta! Sinceramente tu blog es impresionante. Hace ya un tiempo que lo visito y está chulísimo. Es increible todo lo que sabes. La verdad que no tenía ni idea de esto de la santa campaña, nunca habia oido ese mito .

    ResponderEliminar
  6. Yo la he visto pero en mis sueños. No sé si tenga la misma relación. Hace muchos años cuando un familiar mio, casi un hermano, tenía cáncer, soñé que la Santa Compaña corria detrás de él persiguiéndole y el corria desesperado delante para que no le atrapara. En esa ocasión mi familiar sobrevivió. La siguiente vez que le soñé vi nuevamente a la Santa Compaña y él estaba vencido, por más que yo le rogaba que corriese, él simplemente permanecía quieto, de modo que la Santa Compaña le atrapó. Al día siguiente mi ser querido.. murió. Para mi esos sueños no eran tales, los viví muy reales y fue algo realmente impresionante.
    Buen artículo. Un saludo.

    ResponderEliminar